8 / 10

Odina renuncia a toda la oscuridad sonora característica de la pieza original de Joy Division para convertir la eterna “Love Will Tear Us Apart” en una auténtica joya de folk cristalino y sedoso.

El pasado verano entrevistamos a Odina con motivo de su EP debut “Broken”, el cual presentó en la última edición del Primavera Sound. Puede que la joven artista catalana afincada en Londres sea aún una gran desconocida para la mayoría de público español amante del folk delicado y melancólico, pero estamos convencidos de que simplemente se trata de una cuestión de tiempo. La semana pasada publicó una versión del clásico e imperecedero himno “Love Will Tear Us Apart” de Joy Division que consigue llevar a su terreno en el mejor de los sentidos posibles, sin perder un ápice de emoción.

El cuerpo principal de la canción es una toma en vivo de guitarra y voz que grabé a las dos o tres de la madrugada en mi habitación después de volver de una noche de fiesta… Había algo en esa toma. No era perfecta, pero había muchísima emoción ahí, se sentía muy real y decidí utilizarla.

El fondo terriblemente pesimista y desolador de la letra de Curtis (que contrapone uno de los sentimientos de mayor felicidad inherente a la naturaleza del ser humano con su propio momento vital, vaticinando asimismo el trágico final que todos conocemos) sigue patente, pero Odina renuncia a toda la oscuridad sonora característica de la pieza original de Joy Division para convertir “Love Will Tear Us Apart” en una auténtica joya de folk cristalino y sedoso que imbrica a la perfección con la voz de Blanca. No obstante, por si fuera poco, la barcelonesa decide acompañarse de unos magníficos metales que adquieren máximo protagonismo tras el segundo estribillo, antes de la tercera estrofa, y que, mira, seamos bien claros: son una jodida maravilla. En aquella entrevista que os recordábamos al principio Blanca ya nos confesó que quería alternar la guitarra acústica con la eléctrica e intentar tocar con una banda en directo para que el directo se pareciera más a las grabaciones en estudio. Desde luego que el sonido de “Broken” parece estar adquiriendo más cuerpo, profundidad y opulencia tanto en esta estupenda cover como en el anterior single “Nothing Makes Sense”, por lo que no podemos estar más ilusionados ante el futuro próximo de Odina.

Creo que para mí es mucho más importante capturar esos momentos extraños donde hay tanta emoción sin ningún filtro que hacer que todo suene perfecto en una canción. Creo que también hay cierto tipo de belleza en las imperfecciones.

¿Tenéis alguna duda respecto a eso? Ya quedó plasmado de forma brillante en El séptimo sello, el imprescindible largometraje que el cineasta sueco Ingmar Bergman firmó en 1957: “Si todo es imperfecto en este mundo imperfecto, el amor es lo más perfecto de todo, precisamente por su perfecta imperfección”.