Fotografía: Promo

A buen seguro la sorpresa debido a esta noticia será escasa o incluso nula teniendo en cuenta el endiablado y desmesurado ritmo de producción de King Gizzard & The Lizard Wizard, pero no por ello debemos dejar de remarcarlo, elogiarlo y encomiarlo mientras continúen entregándonos obras de calidad (tal y como llevan haciendo casi sin fallo en los últimos tres años). Así las cosas, durante 2017 nos enfrentamos a sensacionales esfuerzos jugando con los microtonos, el spoken word, el jazz y la polirritmia, álbumes que, como todos sabéis, han tenido su protagonismo –unos más que otros– en nuestras listas con lo mejor de la última cosecha. Y sí, justo sobre la bocina llegó ese “Gumboot Soup” que nos ofreció una colección de canciones independientes en las que el grupo repasaba la enorme variedad de sonidos con los que han experimentado hasta ahora y dejaban las puertas abiertas a nuevos caminos por los que adentrarse.

Y no, no hemos reciclado ese pequeño resumen de nuestra crítica de manera aleatoria o para rellenar líneas, ya que nos venía como anillo al dedo precisamente para poner sobre la mesa la siguiente pregunta: ¿Publicarán King Gizzard & The Lizard Wizard un nuevo álbum de estudio en algún punto de este 2018? Eso parecen apuntar diversos medios al extraer información (ya eliminada) de la biografía de los australianos en la web del festival Green Man:

Construyendo una discografía para que coincida con la longitud de su nombre, King Gizzard & The Lizard Wizard lanzaron no uno, ni dos, ni tres, ni cuatro, sino CINCO álbumes nuevos sólo en 2017, con otro larga duración ya anunciado para finales de este año. ¿Y sabes qué? Todos son maravillosos. ¿Por qué? Porque este es el Rey Molleja y son una de las mejores bandas de psych-rock del planeta. Acércate e inclínate.

Y claro, si encima miramos un poco más atrás de 2017 el asunto se pone incluso mejor: en 2016 editaron “Nonagon Infinity” (séptimo mejor álbum internacional del año), en 2015 “Paper Mâché Dream Balloon” y “Quarters!” y en 2014 publicaron el también genial “I’m in Your Mind Fuzz”.