Fotografía: Scott Roth (Invision/AP)

Cuando Jack White definió su nuevo álbum de estudio en solitario de aquella manera tan extraña pocos podrían esperar adelantos como los que el ex White Stripes está publicando. Y es que, independientemente del nivel que tenga cada canción por separado (en su momento analizaremos el disco), al hablar primero de esa  “Connected by Love” con retazos góspel, después de su lado B más marca de la casa pero igual de distinguido (“Respect Commander”) y por último de la funky “Corporation” la verdad es que no podemos quejarnos por falta de variedad. Sin embargo, por si queríamos más, aquí viene “Over and Over and Over”. Se trata de una pieza que no deja de lado esas guitarras que tanto nos gustan de White, pero también juguetea con unas estridentes voces femeninas, ciertos efectos aquí y allá para mantenernos en alerta constantemente, unas percusiones tribales (que ya aparecieron en la mencionada “Corporation”) y esquizoides cambios de ritmo que se incorporan a una coctelera que acaba desprendiendo cierto aroma a algunos de los mejores momentos de Queen. En una reciente entrevista con Rolling Stone White ha explicado que es una canción que había escrito trece años antes y que intentó grabar con los White Stripes, The Raconteurs e incluso para un proyecto en colaboración con JAY-Z que finalmente se descartó:

Simplemente iba a dejársela a mis nietos. Era como una especie de ballena blanca. La perseguí y la perseguí y, finalmente, de repente, funcionó.

Como sabemos, “Boarding House Reach” se editará concretamente el próximo 23 de marzo a través de Third Man Records y Columbia. Según la nota de prensa, éste tercer registro en solitario de White “explora una notable gama de terrenos sonoros: rock ‘n’ roll crujiente, electro y hard-funk, proto-punk, hip-hop, góspel, blues e incluso country”. Recientemente también expresó su opinión acerca del estado actual del rock y lo que está por venir en un género a punto de renacer.