Fotografía: Apple Music

Cinco años después de publicar su segundo álbum de estudio “The Electric Lady” (2013) Janelle Monáe estará de vuelta oficialmente el próximo 27 de abril, fecha en la que se editará su nuevo larga duración, titulado “Dirty Computer”. Por el momento desconocemos el tracklist completo aunque sí sabemos que contiene catorce canciones y que cada una recibirá su propio videoclip para confeccionar un universo audiovisual con línea argumental propia (“emotion picture” lo ha llamado ella). Asimismo, en una reciente e interesantísima entrevista con el diario británico The Guardian la artista de Kansas ha charlado, entre otros asuntos, sobre la fuerte influencia de su mentor Prince –ya colaboró en aquella “Givin’ Em What They Love” de su mencionado anterior LP– en este nuevo registro:

Es difícil para mí hablar de esto porque Prince me estaba ayudando con el álbum antes de que falleciera. No estaría tan cómoda con lo que soy si no hubiera sido por Prince. Quiero decir, mi sello Wondaland no existiría si Paisley Park no hubiera aparecido antes que nosotros.

Prince está en esa categoría de ‘free motherfucker’ [en referencia a su libertad artística]. Esa es la categoría en la que podemos reconocer que otro también es un cabronazo totalmente libre. Soltemos palabrotas o no, podemos ver a otros cabronazos libres. ¡David Bowie! Un cabrón plenamente libre. Siento su espíritu, siento su energía. Ellos pudieron evolucionar. Todos sentisteis esa libertad en ellos.

Así las cosas, se ha revelado que Prince estuvo involucrado de forma directa en algunas canciones de “Dirty Computer” antes de su muerte. Según escribió en Facebook Lenka Paris, DJ de Prince, él fue uno de los productores de “Make Me Feel”, uno de los dos adelantos del disco hasta el momento (más abajo hablaremos del otro). Y es que las comparaciones resultan más que evidentes si, por ejemplo, miramos a aquella “Kiss” de Prince y en particular a sus líneas de guitarra y de sintetizador, la cual precisamente según dice Lenka Paris se incorporó a “Make Me Feel” al sonar tan futurista. Su videoclip ha sido dirigido por Alan Ferguson y líneas como “It’s like I’m powerful with a little bit of tender / An emotional, sexual bender / Mess me up, yeah, but no one does it better / There’s nothing better” dejan bastante claro el asunto, pero la de Kansas confiesa que:

Es una canción de celebración. Espero que se vea. Que las personas se sientan más libres, sin importar dónde estén en sus vidas. […] Porque me refiero al empoderamiento de las mujeres. Porque hablo sobre controlar tu propia vida y tu cuerpo. Para mí fue algo personal de lo que incluso pude hablar: para que la gente sepa que no soy de nadie, que no utilizarás mi imagen para difamar o denunciar a otras mujeres.

El otro avance que conocemos es “Django Jane”, en la que Monáe se acerca mucho más a territorios propiamente de hip-hop, con aroma a Lauryn Hill y ciertos retazos de trap para soltar poderosas líneas en clave feminista: “Hit the mute button / Let the vagina have a monologue”. En este caso el clip llega co-dirigido a seis manos entre Andrew Donoho, Chuck Lighting y Lacey Duke. Janelle Monáe habla de forma bastante clara sobre el origen y el motivo de este tema en particular:

Algo que estoy tratando de aprender es dejar ir ciertas cosas. “Django Jane” es una respuesta a mí misma sintiendo el aguijón de las amenazas que se hacen a mis derechos como mujer, como mujer negra, como mujer sexualmente libre e incluso como hija con padres que han sido oprimidos durante muchas décadas. Las mujeres negras, los que han sido ‘los otros’ y los marginados de la sociedad; esos son a los que quería apoyar y eso era lo más importante.