7 / 10

GANGES vuelven a acercarnos el sonido de la escuela London Grammar, Beach House y The xx hacia panoramas más sintéticos y algo pop. Aún hay espacio para mejorar, para que el trío vaya más allá e introduzcan un elemento rupturista, pero “Fade (IN)” funciona como perfecto adelanto de su álbum debut.

Hace un año hablábamos con GANGES acerca de su primer EP y su futuro más próximo, el cual se antojaba prometedor gracias a su particular fórmula de dream-pop, alejándose de las guitarras con reverb y esa ensoñación plástica que está pegando tan fuerte en las nuevas generaciones para apostar por un sonido marcado por los sintetizadores, el dúo vocal masculino-femenino y la producción de carácter minimalista. A lo largo de su existencia hemos ido conociendo al trío madrileño a través de melodías en las que, al igual que ocurre con Rhye, se dan la mano la sensualidad y la elegancia. Lo que proponen GANGES es acercar el sonido de la escuela London Grammar, Beach House y The xx hacia panoramas más sintéticos y algo pop. De esta forma, podemos decir a grandes rasgos que “Fade (IN)” es una muestra más de su propuesta, con una instrumentación bastante tranquila y suave que, nuevamente, nos conquista.

“Fade (IN)” se caracteriza por mostrarnos un desarrollo instrumental de cinco minutos que se aleja de su cara más pop (“Classic Lover Covers”, su más reciente y accesible single), así como del toque más pomposo herencia de Beach House presente en “400 Millas Norte”. “Fade (IN)” tarda en arrancar y lo hace con un juego de voces oscuras y lejanas con cierto aroma a Bon Iver, derivando en ese sonido que mira tanto a London Grammar: piano eléctrico, una batería analógica simple y voces que cantan con delicadeza, estableciendo una intimidad que atrapa al oyente. Lo que dentro de una producción de Hannah Reid y compañía habría culminado en una crecida apoteósica en el caso de GANGES desemboca en un estribillo en el que todo se mantiene contenido, a punto de romperse, creando así una tensión mágica que redondea esta pieza de pop nocturnal.

Si bien las influencias de GANGES siguen demasiado presentes en este tema de voces The xx y estructura Beach House, es interesante comprobar cómo han ido perfilando su sonido. Aún hay espacio para mejorar, ya que en este “Fade (IN)” se echa en falta escuchar a GANGES yendo más allá y atreviéndose a introducir un elemento rupturista con el que llamar verdaderamente la atención. Sin embargo, funciona como perfecto adelanto de su álbum debut: es misterioso, deja entrever los pilares sobre los que se sustenta el sonido de GANGES y abre la puerta a su universo particular. En la recta final la melodía cobra cierta fuerza para que Álvaro y Tere entonen en comunión el título del tema. “To fade in” hace referencia a ese momento en el que algo adquiere volumen o mayor presencia, así que es fácil pensar que está por venir algo grande en la historia de este trío. Esperemos que así sea.