Sunflower Bean publicarán el próximo 23 de marzo su segundo álbum de estudio “Twentytwo in Blue”, fecha en la que cada miembro de la banda tendrá exactamente la edad que menciona su título y por lo que ahora han decidido lanzar como segundo adelanto una pieza homónima (más o menos) que deja de lado su faceta más rockera y guitarrera para sacar a relucir su lado más pop delicado. Y es que eso es algo que ya destacamos de su debut en aquella entrevista que les hicimos hace un año: La psicodelia y el gusto por el ruido y las guitarras normalmente desde melodías limpias es la base, pero a partir de ahí lo mismo pueden tirar por el rock espacial (“Space Exploration Disaster”), por el post-punk (“Wall Watcher”), por el pop barroco (“Oh I Just Don’t Know”) o, como en la mayoría de casos, por una vía intermedia que recorre todos esos caminos. De este modo notamos de principio a fin un influjo del pop de décadas pasadas en “TwentyTwo”, en la que además parecen rescatar líneas del poema de ‘Do Not Go Gentle into That Good Night’ de Dylan Thomas por el camino (“I do not go quietly / Into the night that calls me”).

“Twentytwo in Blue” ha sido co-producido por Jacob Portrait de Unknown Mortal Orchestra (quien además se ha encargado de la mezcla) y Matt Molnar de Friends. En su momento, Julia Cumming (voz y bajo), Nick Kivlen (guitarra y voz) y Jacob Faber (batería) detallaron la temática que recorrerá “Twentytwo in Blue”, registro del que ya hemos escuchado otros dos adelantos (“Crisis Fest” y en primer lugar “I Was a Fool”):

Este ha sido un tiempo increíble. No me puedo imaginar a ningún artista de nuestra índole haciendo un disco sin tener en cuenta el clima político de 2016 y 2017. Así que creo que hay algunas canciones en el álbum que definitivamente están fuertemente influenciadas por este tipo de… lo que quieras decir que ha sido la administración Trump.