6 / 10

Una pieza cadenciosa de funk-rock en la que destacan sus escuetas incursiones en el hip-hop durante las estrofas, los potentes vientos que siguen a los estribillos y, como siempre, el virtuoso solo de guitarra con el que Harts firma cada composición.

Harts llegó a nuestros oídos en 2016 con un álbum soberbio en el que mostraba sus dotes como alquimista musical. “Smoke Fire Hope Desire” recogía diversos estilos y formas que se desarrollaban con total naturalidad en lo que era un conjunto homogéneo compuesto a partir de rock, funk, música disco, hip-hop, psicodelia y R&B contemporáneo. Pero no hablamos de una obra que integre canciones individualmente definidas por dichos estilos, sino que los temas funcionaban como la suma de todos los géneros mencionados anteriormente, y aquí lo plausible, sin caer en toscas yuxtaposiciones. Los géneros fluían, se mezclaban y se complementaban. Formaban parte de un todo. Darren Hart mostraba una completa asimilación de los mismos y así nos lo hacía ver en canciones tan redondas como “Fear in Me” o “Power”.

“Ain’t Nothin’ On Me” es el nuevo single de lo que presumiblemente será el próximo álbum del artista. Una pieza cadenciosa de funk-rock en la que destacan sus escuetas incursiones en el hip-hop durante las estrofas, los potentes vientos que siguen a los estribillos y, como siempre, el virtuoso solo de guitarra con el que Harts firma cada composición. El tema presenta un mensaje optimista de autoconfianza inspirado por la frase ‘Nadie puede hacerte mejor que tú’, palabras con las que Prince alentaba, años atrás, a este joven del que se declaró admirador. Seguramente no sea esta la mejor composición del músico. Su imperante reiteración la agota rápidamente, haciendo de las posteriores escuchas momentos no demasiado placenteros. Exactamente, la misma sensación que provocaba “All Rise (Play It Cool)”, el primer adelanto de “Smoke Fire Hope Desire”. Tendremos que aferrarnos al mensaje con el que cierra el videoclip del nuevo lanzamiento y creer.