Dos nombres más que destacados durante el pasado 2017 y cuya amistad parece venir de lejos nos acaban de entregar una joyita de versión. Manchester Orchestra concibieron a finales de julio su notable “A Black Mile To The Surface”, un largo de los que dejan huella, y que aunque quizás no pase como una obra maestra es un trabajo valiente y una historia poderosamente emocional. Pese a que se hiciera duro de escuchar por momentos es un compacto más que recomendado que enseña una nueva y devastadora manera de hacer álbumes conceptuales. Mientras tanto, Julien Baker dio un gran paso adelante en su carrera con el estupendo “Turn Out the Lights”, un elepé que confirma la apuesta de su estilo con adiciones instrumentales sutiles pero brillantes, y mantiene un nivel lírico que hace de este álbum uno de los más emotivos y honestos de los últimos años. Su forma tan personal y sincera de tratar asuntos como la salud mental o las adicciones es más que un valor añadido, y ojalá esta sea sólo una de las muchas obras que ayuden a sensibilizar al público sobre estos temas. Fue con total merecimiento nuestro vigesimonoveno mejor álbum internacional de 2017.

Así las cosas, puede que a muchos (tal vez a casi todos) se les escapara que la de Memphis aparece en la carátula del último largo de Manchester Orchestra, por lo que como decíamos más arriba parece que su amistad viene de lejos y era cuestión de tiempo que colaboraran, siendo este el momento escogido para publicar su versión de “Bad Things To Such Good People”, original de Pedro the Lion. Se grabó en el estudio de la banda a las afueras de Atlanta y según explica el propio Andy Hull:

Esta canción ha ejercicio un gran peso sobre mí desde que tenía 16 años, y mi admiración por la composición de Bazan nunca se ha desvanecido. Hace lo que muy pocos pueden lograr pintando un mundo detallado y poderoso con las palabras mínimas y permitiendo al oyente hacer el resto del trabajo. Y trabajar con Julien fue una experiencia increíble… Después de conocernos digitalmente y charlar sobre cómo podíamos colaborar, sabíamos que teníamos que hacer una canción de Pedro, y de repente algo hizo click cuando ella sugirió esta. Nos conocimos en persona por primera vez unos treinta minutos antes de comenzar a esbozar nuestra recreación. No tardé más de cinco minutos en darme cuenta de cuán profundamente talentosa y estratificada es Julien. La he llamado ‘la verdad’ desde nuestras primeras sesiones y espero trabajar con ella tanto como podamos en el futuro.

También se ha desvelado que todos los ingresos netos (de ventas y streaming) serán donados a 1 Million 4 Anna, una organización dedicada a Anna Basso con la misión de erradicar el sarcoma de Ewing. La iniciativa principal de la fundación es financiar investigaciones prometedoras sobre el sarcoma de Ewing, y también ofrece becas universitarias a sobrevivientes y apoyo a las familias con un miembro que reciba tratamiento.