Fotografía: http://liamgallagher.com/

A finales de diciembre del pasado 2017, en plena víspera de Navidad, Liam Gallagher y su hermanísimo Noel dieron una pequeña tregua –en principio– a esos constantes rifirrafes que han protagonizado durante todo el año. Pero parece que se acabó del todo, primero porque Noel Gallagher fue bastante claro y agresivo al criticar a la mayor parte de artistas de Reino Unido por no escribir sus propias canciones (incluidos su hermano y su colega Richard Ashcroft) y ahora porque Liam ha vuelto al ataque con las pilas cargadas –en el terreno que mejor se mueve– para una charla con la NME. En esa entrevista ha tocado varios palos, hablando en primer lugar de lo que será su segundo álbum de estudio, sucesor del notable “As You Were” y el cual podría empezar a grabar tan pronto como el próximo mes de abril:

Será un poco más up-tempo. Irá un poco más de cara. Menos apologético. Me encantaría hacer un verdadero álbum de punk-rock, un poco de Sex Pistols y otro poco de los Stooges. Puedo conseguir ese engranaje; definitivamente puedo emularlos. Algunas de las canciones más melódicas son un poco difíciles cuando las interpreto en directo, pero las más agresivas puedo hacerlas todo el día; las que que escupen. No necesariamente estás cantando, simplemente estás gritando y berreando. Estoy a favor de eso.

Con suerte en 2018 será lo mismo. Supongo que la presión ha disminuido un poco. El año pasado fue estupendo, así que espero que podamos hacer algunos festivales, entrar en el estudio y seguir un poco más, pero será con menos presión. Sólo quiero hacer buena música, ¿me entiendes? No quiero reinventar la rueda, ¿sabes? No quiero hacer pop cósmico. No quiero hacer música grime. Quiero hacer buena música con un fondo de rock ‘n’ roll.

“La gente sigue hablando de que está como en un viaje. Realmente suena como una versión mierdosa de Kula Shaker”.

Liam también ha aclarado eso que los medios llamamos en aquel momento tregua, ya que no fue ni mucho menos lo que él tenía en mente:

En mi cabeza lo llamamos tregua. Porque era Navidad y mi madre siempre dice: “Mira, cálmate”, así que tomé un par de copas y pensé: pondré eso de la tregua por ahí. Pero no está sucediendo en realidad, ¿verdad?

Y lógicamente cuando salió en la conversación la batalla sin fin que parece mantener con Noel tras las bambalinas Liam se animó de tal manera que volvió a expresar sus pensamientos acerca del disco más reciente de su hermano, un “Who Built the Moon?” que, como sabemos, quiere abrir una nueva etapa para el mayor de los Gallagher:

La situación sigue siendo la misma. Él está haciendo su pop cósmico y yo estoy aquí haciendo lo mío, dando a la gente lo que quiere. De eso se ha tratado la vida siempre, en lo que a mí respecta. Si puedes hacer eso y consigues lo que quieres, entonces, para mí, eso es el nirvana.

“Dead In The Water” es una buena canción, pero prefiero sus primeros dos álbumes [con los High Flying Birds]. Me gusta esa fórmula. No creo que las canciones sean tan buenas [en su nuevo álbum], hay muchos momentos estúpidos que ni siquiera salva la producción. La gente sigue hablando de que está como en un viaje. Realmente suena como una versión mierdosa de Kula Shaker.

Aunque no concreta si se refiere simplemente al álbum de su hermano o si para él Kula Shaker tampoco son una buena banda (conviene rescatar sin ninguna duda aquellos dos primeros discos, “K” de 1996 y “Peasants, Pigs & Astronauts” de 1999), lo cierto es que el “Who Built the Moon?” de Noel parece estar ahora ganándole la partida –en materia comercial– al “As You Were” de Liam, ya que se sitúan en los charts en los puestos 18 y 24, respectivamente. En un primer momento, sin embargo, Liam consiguió bastantes mejores cifras que Noel.