7 / 10

Pop estiloso de esencia R&B que puede desembocar en un gran álbum. MorMor se revela como un intérprete elegante, de voz delicada aunque no exenta de coraje, que se hace acompañar por unas bases instrumentales tan flexibles como refinadas.

Sólo soy un pobre muchacho esperando respuestas. Así de humilde y directo se presenta MorMor en el single que publicaba no hace mucho y que allana el camino para el que será su álbum debut. Apenas han trascendido unos pocos datos sobre este artista de Toronto, y ni qué decir tiene que, en lo referente al proyecto musical, la información es simplemente nula. En estos tiempos de sobreinformación resulta llamativo que la exposición de un artista sea tan discreta pero, a veces, cuando tienes buen material entre manos, sólo es necesario soltarlo, dejar que naturalmente eche a volar y encuentre a su público base.

Esa parece haber sido la estrategia de Seth Nyquist (así se llama el compositor) con esta “Heaven’s Only Wishful”. Compuesta, grabada y producida por él mismo, la canción deja ver a un intérprete elegante, de voz delicada aunque no exenta de coraje, que se hace acompañar por unas bases instrumentales tan flexibles como refinadas. Así pasamos de un sólido acompañamiento de batería y guitarra a un dominio creciente del sintetizador para apoyar la voz en los estribillos. Una maniobra sutil y efectiva, sobre todo por la contención de la que hace gala. Más inesperado resulta el arreglo de guitarra eléctrica que cierra la composición mientras apoya la rabia reposada de MorMor cuando afirma: Some Say / you’re the reason / I, I feel this way / Some say / you’re the reason”.

“Heaven’s Only Wishful” genera buenas perspectivas de cara al primer larga duración de MorMor. Pop estiloso de esencia R&B que puede desembocar en un gran álbum. Tendremos que permanecer atentos a la vista del presente adelanto.