Fotografía: Press

Después de dar a conocer su nuevo espacio ‘Trashville’, el cual acogerá shows incendiarios de garage, punk y rockabilly, la organización del Azkena Rock Festival ha confirmado que Van Morrison encabezará su próxima edición –se celebrará los días 22 y 23 de junio– junto a Joan Jett, aunque como sabemos también tiene un cartel configurado hasta el momento por otras interesantes exclusivas para su público objetivo como Gluecifer y MC5. Según explican desde el festival:

Van Morrison lleva en la cumbre desde sus inicios con Them (su “Gloria” se popularizó con los Doors y Patti Smith), y en solitario con sus más de treinta discos en los que flirtea con el R&B, jazz, blues y folk con un carisma único que ha influido en músicos como Springsteen o Elvis Costello. Acumula seis Grammy, un premio Brit y forma parte del Salón de la Fama del Rock and Roll desde 1993. De ello tienen la culpa discos tan maravillosos como “Moondance” o “Astral Weeks”, verdadero patrimonio de la humanidad.

No obstante, también tenemos varios nuevos nombres que se incorporan al cartel, como los Mott The Hoople, un mito del R&B británico que abrazaron el éxito comercial con su debut en 1969, aunque tuvieron verdadera repercusión en plena era glam con “All The Young Dudes” (escrita para ellos por Bowie, un fanático de su música). También tendremos a Dead Cross, un grupo liderado por Dave Lombardo (Slayer, Suicidal Tendences) y Mike Patton (Faith No More) al margen de su otra criatura, Fantomas, a Nuevo Catecismo Católico y a los gallegos The Soul Jacket, por cuyas manos pasa toda una vasta tradición de rock & roll centrada en los Allman Brothers, en Dylan, en los Fleetwood Mac más blues y en el country-rock, todo bañado por la excelencia instrumental y el buen gusto.