Fotografía: Victor Moriyama (Getty Images)

La pasada semana Billy Corgan comenzó a subir a su cuenta oficial de Instagram diversas fotografías que apuntaban a una reunión de los miembros originales –sin la bajista D’arcy Wretzky– de The Smashing Pumpkins, momento en el que además empezaron las especulaciones acerca de un nuevo álbum de estudio de la formación original. No obstante, es preciso señalar que no todo fueron especulaciones ya que el propio Corgan confesó en una de esas publicaciones en la red social que estaban trabajando con Rick Rubin (quien ya produjo “Ogilala”, su último LP en solitario) en su estudio de Malibú, y anteriormente explicó que si hubiera nuevo álbum con los Smashing Pumpkins se situaría seguramente en algún punto entre su elepé debut “Gish” (1991) y el posterior “Siamese Dream” de 1993. De esta manera, parece que la reunión sigue tomando forma y, además de la sesión fotográfica filtrada confirmando que la bajista D’arcy Wretzky por el momento no está presente (pero sí el guitarrista Jeff Schroeder), Corgan ha vuelto a dar más pistas en las redes sociales:

Hoy no fue el último día en el estudio. Tenemos más trabajo por delante (letras, voces, cuerdas), lo que supongo significa algo así como veintiséis canciones actualmente en varios estados de finalización, producción, locura. Pero, sinceramente y me refiero a esto desde el corazón, estoy muy contento de estar tan comprometido con hacer música nueva en este momento de mi vida. Empecé a tocar la guitarra el 1 de abril de 1981, así que casi treinta y siete años después los colores permanecen vívidos en mi mente, todavía hay temas frescos (y me atrevo a decir provocativos) para abordar, y la guitarra se siente una vez más como el arma favorita.

Aunque no tenemos ni la más remota idea acerca de qué conexión puede tener la fotografía de la estrella de Eddie Cantor en el paseo de la fama de Hollywood con el nuevo disco, Billy acaba de subir otra imagen explicando que cantó cinco canciones hoy con algunos problemas pero que también han trabajado en algunos arreglos con Mellotron y en ciertas letras, así que todo marcha viento en popa a toda vela. En una entrevista con DIY Magazine en 2014, Corgan confesó:

El rock parece muy plano para responder a la velocidad y la necesidad sensorial de la multitud actual para excitarse. Realmente no quiero estar en un rincón del mercado cultural del mundo que se está haciendo cada vez más irrelevante cada día, y celebrando su irrelevancia. ¿Quiero sentarme y mirar mis fotos antiguas durante dos horas? No.