Fotografía: Dustin Condren

En estos tiempos que corren se publica una cantidad de música mucho más grande de la que el público puede llegar a consumir independientemente del género –pero sí refiriéndonos a una escucha con cierta profundidad y más allá de la simple reproducción aleatoria en el coche o como ambiente en una tienda de ropa cualquiera–, por lo que resulta casi imprescindible llamar la atención de algún modo u otro. En el caso de Lucy Dacus estaba bastante claro, y es que si la nota de prensa nos hablaba de un enlace perdido entre Stevie Nicks (Fleetwood Mac) y The Velvet Underground por lo menos debíamos darla una oportunidad. Y menos mal que lo hicimos, ya que lo que será el segundo álbum de estudio de la artista de Richmond, Virginia, promete. “Historian” se publicará el próximo 2 de marzo a través de Matador Records (dentro de poco también editarán lo nuevo de Car Seat Headrest y Yo La Tengo) y se grabó en Nashville en marzo del año pasado junto al productor Collin Pastore, mientras que John Congleton se encargó de la mezcla. El sonido que crearon –con el aporte sustancial del multiinstrumentista y guitarrista para el directo Jacob Blizard– es mucho más rico y completo que en su debut (“No Burden”, 2016): un florecimiento exterior de rock and roll dinámico, vivo y que respira. El notable sentido de la melodía y la composición de Dacus son la fuerza motriz, aportando a “Historian” la sensación inmersiva de un álbum hecho por una artista con pleno dominio de sus habilidades. Su discográfica explica:

“Historian” es una declaración de intenciones a través de diez pistas que encuentran a Dacus sin miedo alguno para asumir grandes preguntas: ajustes de cuentas con la vida y la muerte y los que simplemente se sienten de esa manera. Es un registro lleno de realizaciones arrulladoras, declaraciones llorosas y momentos de paz duramente ganados, expresados ​​en letras que se sienten destinadas a innumerables citas de anuarios y primeros tatuajes.

“Lo que trato de decir a lo largo del disco es que la esperanza sobrevive, incluso a pesar de lo peor”.

El año pasado, con los desastres electorales y otros disturbios, ha sido difícil para muchos de nosotros, Dacus incluida. Encontró consuelo en la elaboración de un reflexivo arco narrativo para “Historian”, escribiendo un álbum conceptual sobre el optimismo cauteloso frente a la adversidad, con vínculos temáticos entre canciones que se revelan en repetidas escuchas, tocando todo, desde el racismo sistémico hasta el agotamiento creativo o la muerte de su abuela. “Empieza oscuro y termina con esperanza, pero se vuelve más oscuro en el medio; va a un lugar más profundo, más oscuro, y luego se rompe”, explica. “Lo que trato de decir a lo largo del disco es que la esperanza sobrevive, incluso a pesar de lo peor”.

Por el momento ya conocemos dos adelantos que a su vez son las dos primeras composiciones dentro del tracklist (que puedes ver más abajo junto con la carátula del registro). “Night Shift” se extiende hasta los seis minutos y medio de duración y va tomando forma a partir de una guitarra acústica a la que se irá sumando el resto de la banda para romper en una segunda parte cargada de distorsiones mientras Dacus canta sobre las consecuencias de una ruptura y tratar de seguir adelante y reestructurar su vida para evitar a su ex amante. Por su parte, “Addictions” sería la cara más animada de la de Virginia, con unas guitarras infecciosas y unos excelentes arreglos de viento que revisten su propuesta para llevarla a otro nivel.

Tracklist “Historian”:

  1. “Night Shift”
  2. “Addictions”
  3. “The Shell”
  4. “Nonbeliever”
  5. “Yours & Mine”
  6. “Body to Flame”
  7. “Timefighter”
  8. “Next of Kin”
  9. “Pillar of Truth”
  10. “Historians”