Fotografía: http://liamgallagher.com/

Es un evento esperado por muchos y, para felicidad del respetable, está cada vez más cerca. No hace mucho que Liam Gallagher daba el paso de aventurarse en solitario tras la escisión de Beady Eye, su proyecto post-Oasis. Había mucha expectación por ver qué era capaz de hacer el pequeño de los Gallagher y, para alegría de unos y disgusto de otros (aquí entran en juego las filias y fobias de cada cual), “As You Were” ha cumplido. Gozando, además, de una gran acogida por parte crítica y público.

Pero este debut no es sólo un buen disco para el pendenciero de Mánchester. En su eterna y mediática contienda con su hermano Noel (autoría de canciones, tijeras y pelapatatas mediante), este trabajo discográfico supone una victoria moral tanto en lo referente al gusto popular (según parece) como en el apartado comercial; y Liam tendrá la oportunidad de presentarlo al público español (mundo festivalero aparte) los días 23 y 24 de febrero en Madrid y Barcelona, respectivamente. Con las entradas agotadas desde el mismo día en que se pusieran a la venta, la celebración se anticipa memorable, y aquí dejamos unas cuantas claves para ir abriendo boca.

1. Las grandes canciones de “As You Were”

As You Were” contiene una docena de composiciones con las que Liam ha vuelto a encandilar a su público. No hay riesgo ni ambición artística. Los clásicos de los sesenta y setenta siguen siendo la base a partir de la cual construir un discurso que conocemos y con el que estamos familiarizados. Formas convencionales que ya explotaron los Gallagher en su juventud y que aún hoy se revelan como fórmulas efectivas con las que siempre disfrutamos. No hay más intención que la de entregar buenas canciones, y buenas canciones hay.

2. Liam es un frontman sensacional

Podemos acusar a Liam de bocazas o de poco creativo, pero su presencia en el escenario es arrolladora y sus habilidades como frontman no merman con el paso del tiempo. Ya era genuino con Oasis. Su actitud airada, pasiva y arrogante lo convierten en un espectáculo en sí mismo. Un derroche de caracter, energía y personalidad. Y luego está la pose. Aquella en la que se encorva ligeramente mientras inclina la cabeza hacia arriba buscando el micrófono con las manos en la espalda, contraviniendo toda postura adecuada para el ejercicio del vocalista. Si el rock and roll es actitud, Liam es puro rock and roll.

3. Caerán algunos himnos de Oasis

La reunión de Oasis ha sido motivo de especulación y deseo por parte de seguidores de la formación y aficionados a la música en general desde que la banda se separó en 2009. Los mancunianos marcaron una época a base de himnos emocionantes e imperecederos que dejaron una huella indeleble en toda una generación. Temas que hoy forman parte del acervo popular. Tal vez, por el momento, la idea de una reunión parezca bastante improbable, pero escuchar las canciones en directo de la voz de uno de sus protagonistas siempre reporta emoción y regocijo.

4. The Sherlocks como teloneros

Este cuarteto de Sheffield ha sido una de las grandes revelaciones de la pasada temporada. Elegido por esta casa como uno de los mejores discos internacionales y debuts de 2017, “Live for the Moment” está constituido por doce grandes momentos de maravillosas melodías y extraordinarias bases instrumentales que se disfrutan con enorme placer. No hay relleno. Se trata de un trabajo discográfico cocinado a fuego lento y pulido minuciosamente que cristaliza en un debut fresco y adictivo en el que cada tema es un himno que difícilmente nos podremos sacar de la cabeza.