Fotografía: Mary Ellen Matthews

Jack White acaba de estrenar “Corporation” un tercer adelanto de su nuevo álbum de estudio en solitario (tercero tras la separación de The White Stripes). Y aquí sí podemos notar perfectamente que cuando dijo que el disco sería “algo bizarro, buena música para jardinería, para techar o, ya sabes, música de apuñalamiento en un callejón” tenía –al menos algo– de razón. Bongos, teclados funkys, guitarra marca de la casa, un ritmo a ratos hiphopero mientras White nos dice “Who wants to start a corporation? / I’m thinking about taking it all the way to the top / Who’s with me? / Woo!”… Ya sabéis, según explicó la discográfica en su momento:

El nuevo álbum muestra a Jack White expandiendo su paleta musical con quizás su obra más ambiciosa hasta el momento, una colección de canciones que son a la vez atemporales y modernas. Escrito y concebido mientras estaba encerrado en un austero apartamento sin distracciones externas, White reprodujo el entorno idéntico y utilizó el mismo equipo que cuando tenía quince años (una grabadora de cuatro pistas, un mezclador simple y la más básica instrumentación posible) para dibujar bocetos de las canciones de “Boarding House Reach”. El álbum explora una notable gama de terrenos sonoros: rock ‘n’ roll crujiente, electro y hard-funk, proto-punk, hip-hop, góspel, blues e incluso country, todos reasignados y renacidos para adaptarse a la inigualable visión y sentido de experimentación inquieta de White. “Boarding House Reach” es un testimonio de la amplitud del poder creativo de Jack White y su audaz ambición artística.

Boarding House Reach” se editará el próximo 23 de marzo a través de Third Man Records y Columbia. Anteriormente se habían presentado como adelantos el single “Connected by Love” y su lado B (que no desmerece en absoluto) “Respect Commander”.