La organización del Festival Internacional de Benicàssim se está tomando con –quizás demasiada– calma la configuración de su cartel de cara a una próxima edición que tendrá la difícil tarea de igualar la de 2017, encabezada por nombres como Red Hot Chili Peppers, Kasabian, Los Planetas, Foals, Temples, Pete Doherty… Hasta el momento tan sólo habían confirmado la presencia de The Killers como primer cabeza de cartel, pero a día de hoy ya disponemos de bastantes nombres más con claro sabor anglosajón: Liam Gallagher, The Vaccines, Everything Everything, Travis Scott, Two Door Cinema Club, Bastille, Catfish and The Bottlemen, Wolf Alice, Shame, Melenas y Rusos Blancos, entre otros.

Apuestas (demasiado) seguras…

Y si decimos que el FIB lo puede tener difícil para igualar el cartel, ¿por qué no copiarlo hasta cierto punto? Liam Gallagher repetirá actuación (una confirmación bastante cómoda, para qué negarlo) como cabeza de cartel, esta vez con su notable álbum debut en solitario “As You Were” en el mercado y con la seguridad de que es un éxito comercialmente hablando, mientras que el rapero Travis Scott será el otro cabeza durante la jornada del jueves. A partir de ahí tenemos una serie de bandas británicas que, como en cada edición, disfrutarán de un gran espacio dentro del cartel: Wolf Alice son sin duda los más destacados, y llegarán a Benicàssim para desplegar su reciente “Visions Of A Life” (uno de nuestros mejores discos internacionales de 2017). Everything Everything harán lo propio con “A Fever Dream” y The Vaccines con el aún sin publicar “Combat Sports” (“I Can’t Quit” y “Nightclub” son sus dos adelantos hasta el momento).

… Y otras hasta prescindibles

Pero también tenemos otras bandas que o bien dan un giro de 180º o no llegan en su mejor momento. Como por ejemplo unos Two Door Cinema Club cuyo “Gameshow” fue una de las mayores decepciones de 2016, o Bastille, que no supieron confeccionar un segundo disco que se alejara de los estándares y caía peligrosamente en terrenos totalmente genéricos. Tampoco es que tengamos muchas esperanzas puestas en Catfish and The Bottlemen, probablemente excesivamente ensalzados por la prensa británica. Porque no nos hagáis hablar de ese “The Ride” (2016) que… bueno, eso. Tune-YardsNothing But Thieves y los debutantes Shame (a estos sí los tenemos muuuuchas ganas) completan la tanda de confirmaciones internacionales.

En el apartado nacional tan sólo dos nombres: Rusos Blancos y las navarras Melenas. El conjunto navarro acaba de publicar su primer disco homónimo y, si los dichosos solapes lo permiten, debería ser una actuación a tener muy en cuenta.