Fotografía: Denée Segall

No man is good three times”. Ese eslogan, que trató de disuadir al pueblo americano de votar a Roosevelt en las elecciones presidenciales de 1944 y que ocupó la parte inferior de la portada del ácido “Emotional Mugger”, se ha convertido en una máxima falsa y absurda, sobre todo si la aplicamos a la carrera discográfica de Ty Segall. Otra vez enero, otra vez nuevo disco de nuestro venerado garage-rocker. El de Palo Alto, cansado de encarnar la pose de músico híper-prolífico (aunque los hechos hablen por sí solos) vuelve al ruedo doce meses después con un álbum doble dando rienda suelta a su creatividad al tiempo que mantiene el poso enérgico y pop que casi siempre ha definido su música. La estabilidad laboral y vital de Segall se dan cita con una madurez que algunos nunca pensaron que llegaría y muchas ganas de demostrarse a sí mismo que su fórmula aún no se ha agotado en este “Freedom’s Goblin”:

“Freedom’s Goblin” es el nuevo disco de Ty Segall: 19 pistas contundentes, llenando todos los lados del vinilo sin tregua alguna, con una sensación irrestricta de unirse para hacer un álbum completo. Quiere aclarar las cosas el próximo 26 de enero cuando se publique oficialmente pero, antes, ¡el proceso hará que la cabeza te estalle! En cualquier posición que se reproduzca estaremos rastreando cinco o seis personalidades diferentes en toda regla, sin preocuparnos por la convención o la continuidad.

Las canciones salieron durante el último año: días de vómito creativo, días de éxtasis y de escape también. El libro de normas se ha destruido, pero “Freedom’s Goblin” está lleno de recursos de composición profundos, todos dirigidos hacia nuevas Ty-dentidades en nombre del amor y el odio. Ya fuera tranquilamente en casa o de gira con la Freedom Band, las canciones se perfilaron en última instancia en cinco estudios diferentes de Chicago, Memphis y Los Ángeles con los ingenieros Steve Albini, F. Bermudez, Lawrence ‘Boo’ Mitchell y, por supuesto, el propio Ty. El objetivo era liberarse: nueva armonías, grooves para la pista de baile, sintetizadores, saxos y trompetas, jams, retazos de piano à la Nicky Hopkins, psico-rebeliones de Los niños del maíz, valses country… Básicamente, un montón de canciones pop gratuitas que Ty nos ha entregado.

El californiano estuvo esta misma semana en la KCRW presentando su nuevo trabajo en directo. Al igual que ocurrió con el lanzamiento de “Manipulator” o su reciente LP homónimo, Ty y su Freedom Band adelantaron unas cuantas canciones en el programa Morning Becomes Eclectic de Jason Bentley. Lo cierto es que el nombre del consagrado espacio musical de la emisora angelina no podía resultar más acertado para hacernos una primera idea de las intenciones de Segall con este álbum. La actuación fue dividida en dos sets separados por una breve entrevista en la que se explicó el uso de la palabra freedom por parte de Ty:

La única regla de “Freedom’s Goblin” es que no tiene reglas o restricciones. La idea a la hora de afrontar este disco era: “¿Cuáles son las formas más libres en que podemos grabar o explorar esto?”. Nunca fue algo como “No deberíamos hacer esto”, sino más bien: “No, podríamos hacerlo, probémoslo y si no funciona, no funciona”. Nunca hubo un momento en que una idea se catalogara como mala, inapropiada o se descartara antes de probarla. Ese fue el único parámetro.

Ty Segall live on KCRW's Morning Becomes Eclectic

Ty Segall live on KCRW's Morning Becomes Eclectic

Geplaatst door KCRW op dinsdag 16 januari 2018

El setlist preparado para la ocasión consistió en un clásico ‘oculto’ de los primeros años del rubio (“Cherry Red”) y algunos adelantos ya conocidos por quienes han seguido la cuenta de Bandcamp y los directos de la Freedom Band como “Alta”, “Fanny Dog”, “The Main Pretender” y la irresistible y ácida versión del tema de Hot Chocolate “Every 1’s A Winner” junto a unas “Despoiler of Cadaver”, “5 Ft. Tall” y “She” desconocidas hasta el momento, en las que Segall demuestra que hablaba en serio cuando aseguró que este disco se había compuesto a-pijo-sacao: glam, cañonazos de rock setentero, recuerdos de la distorsión del “Emotional Mugger”, baladas y un Mikal Cronin que ha estado trabajando en su dominio del saxo para que las canciones de la banda ofrezcan un enfoque funk-disco cuya combinación con el rock destartalado de sus compañeros resulta muy interesante.

Aún es pronto para sacar conclusiones precipitadas. En esta casa es verdadera devoción lo que hay por Ty Segall, pero estas 19 canciones merecen una escucha reposada y un tiempo de reflexión antes de plasmar nuestra opinión en una próxima crítica. Hasta entonces, ahí queda este regalo para todos nuestros lectores. Gracias a Everlasting Records y Drag City hoy te ofrecemos de forma exclusiva en España el streaming completo de “Freedom’s Goblin”, conformado por 19 canciones para un total de 1 hora y 14 minutos de duración que prometemos se pasará en un suspiro, porque ahí reside otra de las virtudes de nuestro rubio favorito.

Tracklist “Freedom’s Goblin”:

  1. “Fanny Dog”
  2. “Rain”
  3. “Every 1’s a Winner”
  4. “Despoiler of Cadaver”
  5. “When Mommy Kills You”
  6. “My Lady’s On Fire”
  7. “Alta”
  8. “Meaning”
  9. “Cry Cry Cry”
  10. “Shoot You Up”
  11. “You Say All the Nice Things”
  12. “The Last Waltz”
  13. “She”
  14. “Prison”
  15. “Talkin 3”
  16. “The Main Pretender”
  17. “I’m Free”
  18. “5 Ft. Tall”
  19. “And, Goodnight”
  1. Fanny Dog Ty Segall 3:40
  2. Rain Ty Segall 4:06
  3. Every 1's A Winner Ty Segall 4:19
  4. Despoiler Of Cadaver Ty Segall 3:53
  5. When Mommy Kills You Ty Segall 2:48
  6. My Lady's On Fire Ty Segall 3:53
  7. Alta Ty Segall 4:08
  8. Meaning Ty Segall 3:07
  9. Cry Cry Cry Ty Segall 3:13
  10. Shoot You Up Ty Segall 3:21
  11. You Say All The Nice Things Ty Segall 4:23
  12. The Last Waltz Ty Segall 2:25
  13. She Ty Segall 6:23
  14. Prison Ty Segall 1:07
  15. Talkin 3 Ty Segall 2:03
  16. The Main Pretender Ty Segall 3:00
  17. I'm Free Ty Segall 2:43
  18. 5 Ft Tall Ty Segall 4:34
  19. And Goodnight Ty Segall 12:03