Algunos se llevaban las manos a la cabeza cuando se mencionó a Kadavar como la gran esperanza europea del rock pesado. A simple (y no tan simple) vista podrían parecer el típico grupo de corte setentero con adoración por Led Zeppelin, aires sureños y gusto por grabar en analógico. Por otro lado, la evidente carga sabbathiana y casi stoner de su música les impedía convertirse en una referencia tan mayoritaria para los menos metaleros. Es en esa tierra de nadie donde Kadavar han encontrado un nicho en el que triunfar sin sonar a refrito nostálgico.

“Rough Times”: Kadavar encontrando definitivamente su lugar

“Rough Times” suena más pesado que sus predecesores, más oscuro, más cañero y, sencillamente, mejor.

Tras dos primeros discos algo más conservadores y psicodélicos, en Berlin se vio la apuesta de los alemanes por un sonido más moderno y abierto de miras, con temas más cortos y directos. Por ello, el nuevo giro dado en este su cuarto trabajo ha pillado por sorpresa a la mayoría. “Rough Times” suena más pesado que sus predecesores, más oscuro, más cañero y, sencillamente, mejor. Lupus, Tiger y Dragon siempre han tenido que lidiar con la etiqueta de grupo revival que debido a su indefinición no acababa de cuajar entre buena parte de lo que sería su público potencial o, en caso de cuajar, eran la típica banda que entra bien pero no es la favorita de nadie. Ese tiempo se acabó.

Fotografía: Elizaveta Porodina

Quizá sea hora de dejar de comparar al trío germano con coetáneos retro como Graveyard o Radio Moscow y empezar a situarles en una onda más freak y cercana a Witch o los Uncle Acid & the Deadbeats.

Que no se me malinterprete: soy fan de sus anteriores trabajos. Pero creo que en este “Rough Times” han conseguido sacudirse el polvo definitivamente y entregar una joya que se balancea entre el proto-doom de “Into the Wormhole” (según ellos Electric Wizard tuvo una fuerte influencia en este disco) y el rock motero más de carretera (“Skeleton Blues”). Y, entre medias, un puñado de temas que parecen singles por su gancho, a pesar de que su sonido haya ganado en tonelaje y oscuridad. Como esa “Vampires” a lo Uncle Acid o la fantasmagórica y maravillosa “Tribulation Nation”. A nivel temático y lírico el disco incluye referencias a lo jodido que está el mundo actual, a los avances y retrocesos sociales, entre letras siniestras sobre vampiros, asesinatos (“Die Baby Die”) y niños perdidos (“The Lost Child”). Para el cierre se reservan algo de esperanza, con una balada y una rareza en francés, análoga a la “Rëich der Träume” de Nico que cerraba “Berlin”, que no sólo no desentonan sino que se agradecen por ampliar la paleta de colores del LP.

Quizá sea hora de dejar de comparar al trío germano con coetáneos retro como Graveyard o Radio Moscow y empezar a situarles en una onda más freak y cercana a Witch o los mencionados Uncle Acid & the Deadbeats. Desde luego que son tiempos duros, pero mientras Kadavar sigan en esta senda la vida será algo más fácil.

Kadavar – Rough Times

8.5

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115

El trío hard-rockero con mejores barbas a este lado del charco vuelve a las andadas. Con su cuarto álbum, Kadavar parecen explotar su vena más metálica con un resultado que se convierte la cima de su carrera.

Up

  • Pese a endurecer y oscurecer su sonido, en este trabajo se encuentran algunas de sus mejores melodías.
  • Cero relleno.
  • Aunque es imposible traducir su genial directo en una grabación, esta vez se acercan mucho.

Down

  • La ausencia de su demoledora cover de “Helter Skelter” en la versión final.