Fotografía: David James Swanson

Después de que a mediados de diciembre Jack White publicara aquel extraño collage musical titulado “Servings And Portions From My Boarding House Reach”, que a buen seguro se trata de un maremágnum sonoro que recoge diferentes fragmentos de las canciones que darán forma a su próximo álbum de estudio en solitario “Boarding House Reach”. Aunque no se ha desvelado la fecha de publicación exacta ni su carátula ni su tracklist, sí podemos escuchar no uno sino dos adelantos del registro: “Connected by Love” y “Respect Commander”.

De esta forma, “Connected by Love” se constituye como el lado A de una publicación previa al álbum completo a modo de single que se pondrá a la venta a través de, como podríamos esperar, Third Man Records. Se trata de una pieza que juguetea entre texturas más electrónicas y las guitarras marca de la casa, pero también incorpora segundas voces en unos coros abiertamente góspel dirigidas por un órgano de Ann y Regina McCrary (del trío McCrary Sisters). El resto de miembros de la banda que apoya a White son el baterista Louis Cato (Beyoncé, Q-Tip, John Legend), Charlotte Kemp Muhl (The Ghost of a Saber Tooth Tiger) al bajo, el teclista Neal Evans (Soulive, Talib Kweli, John Scofield) y el percusionista Bobby Allende (David Byrne). En el plano lírico destaca esa contraposición entre unos estribillos que repiten como si de un mantra se tratase eso de “We’re connected by love” y unas estrofas de cariz mucho más melancólico y desolador. Su videoclip viene dirigido por Pasqual Gutierrez.

En cuanto a “Respect Commander”, aquí nos topamos con una composición más puramente dirigida por la guitarra, aunque también tiene su toque singular y extraño, algo que parece será común denominador en su tercer disco de estudio tras la separación de The White Stripes, ya que según explicó el propio Jack White:

Es algo bizarro. […] Es buena música para jardinería, para techar o, ya sabes, música de apuñalamiento en un callejón. Estoy tratando de pensar en algunas buenas actividades para las cuales la gente aún no ha escrito canciones.