Fotografía: Jody Rogac

En noviembre del pasado 2017 David Byrne publicó una playlist con canciones de Arcade Fire, Lorde, Frank Ocean, alt-J o Beck, entre otros. Dicha lista representaba para él una colección de temas que ofrecían una visión de cómo esos artistas y bandas se sienten en el mundo en que vivimos un año después de que Donald Trump ganara las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos. En ese instante y tras su confirmación para el Bilbao BBK Live 2018 parecía que David Byrne tenía las pilas recargadas para publicar un nuevo álbum de estudio (primero en solitario desde aquel gran “Grown Backwards” de 2004). Y así es: “American Utopia” se edita el próximo 9 de marzo a través de Todomundo/Nonesuch Records. El ex Talking Heads ha elaborado un amplio texto a modo de nota de prensa explicando el contenido de su próximo proyecto, sucesor de aquel elepé colaborativo con St. Vincent en 2012:

¿Es irónicamente? ¿Es una broma? ¿Me refiero a esto en serio? ¿De qué manera? ¿Me estoy refiriendo al pasado o al futuro? ¿Es personal o político? Estas canciones no describen un lugar imaginario o imposible sino que intentan representar el mundo en el que vivimos ahora. Muchos de nosotros, sospecho, no estamos satisfechos con este mundo, el mundo que hemos creado para nosotros. Miramos a nuestro alrededor y nos preguntamos: bueno, ¿tiene que ser así? ¿Hay otra manera? Estas canciones son sobre ese enfoque y esa pregunta.

Este álbum es indirectamente sobre esos impulsos aspiracionales. A veces describir es revelar, ver otras posibilidades. Hacer una pregunta es comenzar el proceso de buscar una respuesta. Ser descriptivo también es ser prescriptivo, en cierto modo. El acto de preguntar es un gran paso. Las canciones son sinceras y el título no es irónico. El título no se refiere a una utopía específica, sino a nuestro anhelo, frustración, aspiraciones, temores y esperanzas con respecto a lo que podría ser posible y qué más es posible. La descripción, el descontento y el deseo: tengo la sensación de que es lo que tocan estas canciones.

América (o para ser más precisos Estados Unidos) se fundó como un experimento utópico. Se puede señalar que sí, que había intereses empresariales no menos nobles en juego y que este experimento se aplicaba sólo a los varones blancos con recursos, muchas de esas afirmaciones siguen siendo ciertos. Claramente había veneno en el pozo, y gran parte de lo que se construyó se hizo sobre las espaldas de los esclavos, con la mitad del país privado de sus derechos. Hubo genocidio, explotación y acaparamiento de tierras. Pero estoy hablando de percepción, que es diferente a la realidad. La percepción era (tiempo pasado) que aquí podría haber una nueva forma de vida, de cooperar entre sí, incluso si el experimento estaba siendo llevado a cabo sólo por una parte de la población. El resto del mundo, durante mucho tiempo, consideró el experimento estadounidense como emocionante, noble y algo para emular, al menos en la forma en que tuvo éxito. Fue visto como un nuevo comienzo, un lugar donde las viejas ideas arraigadas podían ser descartadas y se podía establecer un mundo de equidad y oportunidad. Aunque nunca tuvo éxito en todos sus objetivos, muchos de ellos se realizaron en su breve historia para dar esperanza a muchos.

Ahora parece, en este lugar y en otros, que estamos viendo esos sueños, esas posibilidades, arrebatadas. El experimento parece estar a punto de colapsar por completo. Entonces, naturalmente, ahora nos preguntamos: ¿era demasiado? ¿Nos equivocamos acerca de cómo pueden ser los seres humanos? ¿Podemos empezar de nuevo? ¿Hay otra manera? ¿Una forma diferente? ¿Tenemos alguna opción en el asunto? Esta pregunta es una buena señal.

No tengo prescripciones ni respuestas seguras, pero intuyo que no soy el único que mira y pregunta, se pregunta y aún se aferra a un poco de esperanza, no dispuesto a sucumbir por completo a la desesperación o el cinismo.

No es fácil, pero la música ayuda. La música es un tipo de modelo: a menudo nos dice o nos señala cómo podemos ser.

A continuación puedes ver la carátula y el tracklist de este ambicioso proyecto de David Byrne, quien además ha estrenado el primer adelanto y single: “Everybody’s Coming To My House”. Viene co-escrito junto a Brian Eno e incluye las colaboraciones de TTY, Happa Isaiah Barr (Onyx Collective) y el británico Sampha (autor de uno de los mejores debuts de 2017). En “American Utopia” también colaboran Rodaidh McDonald, Oneohtrix Point Never, Jam City, Doveman y Jack Peñate, entre otros.

Tracklist “American Utopia”:

  1. “I Dance Like This”
  2. “Gasoline and Dirty Sheets”
  3. “Every Day Is a Miracle”
  4. “Dog’s Mind”
  5. “This Is That”
  6. “It’s Not Dark Up Here”
  7. “Bullet”
  8. “Doing the Right Thing”
  9. “Everybody’s Coming To My House”
  10. “Here”