Bono de U2 ha concedido una nueva entrevista a Rolling Stone a raíz de su último álbum de estudio “Songs of Experience”. Durante la charla con Jann Wenner (a nadie se le escapa que su amistad con el frontman de U2 podría haber propiciado que la publicación situara su último disco como el tercero mejor del año de forma bastante controvertida) Bono ha hablado sobre el mencionado “Songs of Experience” y también ha comentado el estado actual de su propia banda, de la música en general y del rock en particular. Por ejemplo, explica cómo los miembros de U2 descubren nueva música y por qué una nueva revolución en el rock and roll está por llegar dentro de muy poco:

La banda siempre escucha música y yo tengo a mis hijos. Jordan es un snob de la música, un snob indie. Eve es más de hip-hop. Elijah está en una banda, y tiene sentimientos muy fuertes sobre la música, pero no hace ninguna distinción entre, por ejemplo, The Who y The Killers. O, ya sabes, Nirvana y Royal Blood. No es algo generacional para él. Es el sonido y lo que está experimentando. Él cree que la revolución del rock and roll está a la vuelta de la esquina.

Entonces Wenner le pregunta su opinión acerca de esa nueva revolución para el rock and roll, y es cuando Bono se queja de que la música de hoy en día se haya vuelto “muy afeminada”, sin un lugar más allá del hip-hop para canalizar la “rabia” adolescente:

Creo que la música se ha vuelto muy afeminada. Y hay algunas cosas buenas sobre eso, pero el hip-hop es el único lugar para la rabia masculina joven en este momento, y eso no es bueno. Cuando tenía 16 años, tenía mucha rabia dentro de mí. Necesitas encontrar un lugar para esa rabia y para las guitarras. […] En el momento en que algo se intenta preservar, es el jodido fin. También podrías ponerlo en formaldehído. Al final, ¿qué es el rock and roll? La rabia está en su corazón. Algunos grandes del rock tienden a tenerlo, y por eso The Who fueron una gran banda. O Pearl Jam. Eddie tiene esa ira.

Previo a esas polémicas declaraciones, Bono también explicó su visión sobre cómo el streaming ha cambiado la industria completamente y ha propiciado el auge de ciertos géneros en detrimento de, por ejemplo, el rock, y cómo triunfan artistas más enfocados en conseguir canciones pegadizas que trabajar en álbumes más profundos. Pero también alberga esperanza según se instaure el streaming ‘de pago’:

El tablero de juego ha cambiado. En este momento, el streaming se basa en ser gratuito y encontrar ingresos por publicidad. Y eso es muy, muy juvenil, y es muy, muy pop. Está dominado por la frecuencia y la cantidad de reproducciones, pero eso no es en realidad una medida de la importancia de un artista. Cuando se pasa de un modelo basado en publicidad a un modelo de suscripción, sucede algo curioso. Entonces, el artista que te hará suscribirte se vuelve realmente más valioso.

[…] Si eres un adolescente y estás escuchando lo que sea que es pop, es probable que lo estés escuchando cien veces al día. Es un enamoramiento adolescente, pero en un año no te importará eso. Pero los artistas que tienen una conexión contigo y con tu vida son por los que pagas el servicio de suscripción. De hecho, asistiremos a una revolución en la forma en que los artistas y sus fans interactúan. Chance the Rapper, que tiene un alma hermosa y una mente brillante, no tiene sello discográfico. Lo está haciendo él mismo y tiene éxito hasta el punto en que puede donar un millón de dólares al sistema escolar de Chicago.

Pero si tu música está en Apple o en Spotify puedes hablar directamente con la gente. Lo que tú necesitas de las discográficas es consejos y, ya sabes, ayuda con la forma en que tienes que administrar tu banda o marca, o tus artworks y los videoclips, y todo eso. Este es realmente un período de transición. Ha sido muy injusto para muchos artistas. Sabía que Spotify llegaría para la gente, pero muchos de mis amigos se enfadaron por creer mi opinión y porque dijeron: “Estamos recibiendo simplemente micropagos”. Dije que las cosas iban a cambiar una vez que esto llegara a gran escala, y tardará un tiempo. Va a ser desagradable; no es un buen momento para ser Cole Porter.

Si las discográficas no comparten lo que están recibiendo de Spotify, los artistas omitirán las discográficas e irán directamente a Spotify o Apple.