Cada vez tenemos menos dudas y acabamos de explicarlo: Los discos etiquetados ‘de transición’ no suelen ser buenos. Eso es una norma en las críticas musicales. Pero para toda norma existe su excepción, y el segundo trabajo de Sen Senra es la suya. Oyendo sus últimos temas, posteriores al disco que mencionamos, está bastante claro que Christian Senra está en mitad de un viraje desde el garage lo-fi de su debut hacia una dirección desconocida, pero claramente más orientada hacia la música urbana y rozando el trap. De esa manera hablábamos de “The Art of Self-Pressure” en nuestra reciente selección de los mejores discos nacionales de este 2017, y con el nuevo single del vigués llega la tercera prueba consecutiva de lo que decimos.

Primero llegaron “Por ti” (cuyo sonido orbita mucho más cerca del feeling sonoro de artistas como Frank Ocean, Daniel Caesar, Earl Sweatshirt o Miguel) y “Toca Morder” (una pieza que tiende puentes entre el Senra de su debut y “The Art of Self-Pressure” pero al mismo tiempo abriendo nuevos caminos), aunque es con “Solo a Mí” donde más claramente podemos vislumbrar la –emocionante– etapa que abre el artista gallego, con una producción más rica en matices y texturas y que nos envuelve progresivamente durante sus poco más de dos minutos y medio de duración junto con la característica voz del vigués.

Parece Humphrey Bogart en alguna película de hace más de medio siglo, pero es Sen Senra necesitando escapar y llegando directo a tu corazón: “Rascando en las heridas parece que están empezando a borrarse, en mi salón dando vueltas una peonza temiendo pararse”.

Puedes escuchar “Solo a Mí” a continuación, seguramente una muestra más de la mixtape que Senra nos confesó que estaba preparando.