La entrevista de Morrissey con el Spiegel Online el pasado mes de noviembre sigue dando dolores de cabeza al ex vocalista de The Smiths. Como sabemos, durante su charla con el medio alemán Moz defendía de alguna manera tanto a Kevin Spacey como a Harvey Weinstein sobre los recientes casos de acoso #MeToo (algo que volvió a hacer más o menos en otra charla con The Sunday Times) y también aseguraba que si tuviera que pulsar un botón para matar a Donald Trump lo haría por “el bien de la humanidad”. El británico se apresuró para emitir un comunicado en las redes sociales explicando que en el Spiegel Online habían malinterpretado sus palabras o se lo habían inventado todo, y que del mismo modo había solicitado el audio completo de la entrevista aunque no se lo habían proporcionado. A los pocos días el Spiegel Online publicó el mencionado audio de la entrevista, confirmando las sospechas de casi todo el mundo: Morrissey había dicho más o menos con las mismas palabras todo lo que aparecía en el texto (e incluso había vertido alguna controvertida opinión más).

En ese momento parecía que poco más podía aportar Morrissey para tratar de defender su posición, pero hoy mismo se ha hecho público un nuevo vídeo en el canal de YouTube de su sobrino, Sam Esty Rayner, donde lamenta tanto las bajas posiciones de su nuevo álbum “Low in High School” en los charts como la falta de difusión de sus últimos singles, explicando cómo cree que se debe a las publicaciones de la prensa británica durante las últimas semanas:

De repente, simpatizaba con el acoso sexual. Aparentemente simpatizaba con la pedofilia, estaba simpatizando con la violación, simpatizaba con todo lo que convencería a cualquiera en este planeta para que dejara de escucharme. Por supuesto, ninguna de esas suposiciones es verdad. No simpatizo con nada de eso. Puedes escucharlo en el tono de mi voz…

Sin embargo, este es el mundo en el que ahora vivimos con los medios impresos. Me parece que, en primer lugar, se enojan o se emocionan mucho si te paras a decir algo sobre lo que que la gente está escuchando o que refleja la voluntad de la gente. Se ponen muy nerviosos. No lo permitirán. Lo apagan.

Pero también me parece que, en Inglaterra en este momento, el ala derecha ha adoptado una postura de izquierda, y el ala izquierda ha adoptado una postura de derecha, por lo que todos están confundidos, y nadie parece saber qué quiere decir la gente. Esto acaba con la libertad de expresión. Esto cierra cualquier debate abierto sobre cualquier cosa. Y, en consecuencia, todos estamos en un lío y no sabemos dónde estamos parados.

Así que me temo que la campaña para “Low in High School” y sus singles fue descarrilada y dañada deliberadamente por los haters. No están escuchando la música. No están escuchando nada en realidad. Ellos ven mi nombre y quieren deshacerse de él lo más rápido posible. Y, como dije, de muchas formas tienen éxito. Realmente no hay mucho que puedas hacer al respecto. Tienes que vivir con eso…

Moz también da las gracias al público estadounidense que se citó en los conciertos de su más reciente gira por el país, y afirma asimismo que el Servicio Secreto lo interrogó por aquellos comentarios sobre querer matar a Donald Trump:

Como recurso adicional del Spiegel Online fui interrogado por el Servicio Secreto Estadounidense, que fue muy, muy amable. Y entiendo su posición. Eso fue muy, muy bien, y me aseguraron que no tenían motivo de preocupación. Pero fue un resultado directo del Der Spiegel, lo cual es muy, muy triste. Así que felicitaciones, Der Spiegel. Has logrado todo lo que te proponías hacer. Realmente no sé si  tendré de nuevo acceso libre a América. Tengo que esperar y ver si puedo entrar al país nuevamente.

Y también parece ver todas estas publicaciones, acusaciones y ataques sobre él como parte de un gran problema de toda nuestra sociedad:

Nadie tiene respuestas. Todos están muy, muy asustados por todo. Entonces, al estar asustado por todo, simplemente te enfocas en las personas, voluntariamente, sobre las que no sabes nada. Y escribes cosas sobre personas que nunca has conocido, y las denigras y las destruyes porque hay una cierta cultura de culpa y vergüenza que ha surgido, donde todos nosotros somos destruidos constantemente, sin importar lo que hagamos.

Morrissey concluye con un claro mensaje:

Por favor, no creáis lo que otras personas dicen de mí, creed lo que pensáis vosotros mismos cuando me veis y me escucháis. Porque eso es algo muy diferente.