Fotografía: Hedi Slimane (Saint Laurent)

La sociedad conformada por Josh Homme y Mark Ronson para concebir ese “Villains” con el que Queens of the Stone Age han decidido abandonar la autopista del rock pesado y cogerle el gusto a las curvas sonoras a buen seguro ha tirado para atrás a un buen número de fans clásicos a.k.a. puristas, como ya explicamos. Pero también destacamos que, al final, la trayectoria de QOTSA se puede leer como la evolución ejemplar de una agrupación que sabe que quien se detiene, muere. Y eso mismo piensa el propio Homme, tal y como ha explicado en una nueva entrevista para The Current cuando le preguntaron si estaba sorprendido por la reacción de “los puristas de vieja escuela, especialmente los que se remontan a Kyuss”, quienes de ningún modo aprueban su trabajo con Ronson:

No, me lo esperaba. Creo que es fácil entender que podría saber de antemano lo que iba a pasar.

Creo que no hay estasis ni nada estático en la vida. O creces o mueres. Y siento que si me desafío a mí mismo y si nos desafiamos entre nosotros vamos en la dirección correcta El subproducto de eso es que cualquiera que nos conozca debería esperar ese golpe sorpresa porque primero nos lo estamos dando a nosotros mismos.

En conclusión, Josh Homme tiene un claro mensaje para aquellos a los que no les ha gustado nada (o directamente odian) “Villains”:

Parte de mí piensa que cada vez que sacamos algo podemos perder el veinte por ciento de los fans. Ese veinte por ciento de la gente podría decir: “¡Han cambiado! ¿Dónde está mi banda?”. Puedes suponerlo. Entonces le dije a Ronson: “Si el quince por ciento de la gente no te odia, eres un inútil”. Él dijo: “Yo sólo estoy tratando de llegar al 40%”.