Cuando nos acercamos al sensacional “The Art of Self-Pressure”, segundo álbum de Sen Senra, recalcamos que el artista gallego se revela con su segundo disco en el profeta destinado a juntar el garage con la música urbana más descarada. Es uno de los trabajos más frescos de la temporada (en el mejor de los sentidos), y en él además Senra nos introdujo aquella “Pretty Empty” con la que se acercaba al trap de la mano de Royce Rolo de Agorazein. El resultado sorprendió y convenció, y así es que Sen Senra nos entrega ahora dos nuevos temas para seguir despedazando esa absurda e injusta comparación con Mac DeMarco que tanto hemos repetido los medios online especializados y no especializados.

Primero con “Por ti”, una pieza de tintes claramente urbanos, modulaciones en la voz y en la que Royce Rolo vuelve a estar al mando para dotar de nuevos matices y sonidos a la producción del gallego. No pasen por alto esa guitarra que se esparce en un segundo plano. Deliciosa. Según explica la nota de prensa:

Este tema aporta nuevos matices en su particular mirada de la canción pop de tintes negroides: dimensionando su sonido en una órbita que lo acerca cada vez más al feeling sonoro de artistas como Frank Ocean, Daniel Caesar, Earl Sweatshirt o Miguel, en el que los sonidos urbanos y la música negra consiguen articular una nueva dimensión de la canción melódica pop.

Y es que, tal y como nos expresó en nuestra entrevista relámpago, Sen está más que comprometido con la música que se está abriendo paso en este 2017, destacando nombres como Michael Kiwanuka, Mura Masa, Sampha, Gus Dapperton, Kali Uchis, Frank Ocean, Daniel Caesar o Yellow Days. No todo es R&B, rap, trap o electrónica, las influencias son diversas y eso se hace más que patente en la acogedora y cálida “Toca Morder”, que tiende un puente al Senra de “The Art of Self-Pressure” e incluso “Permanent Vacation” pero es visiblemente un paso al frente, una pieza que transita nuevos caminos y que puede marcar por dónde continuará su trayectoria el vigués:

Una canción que nace de noche, desnuda, sin fuegos artificiales.