Si te haces llamar de forma artística Madonna Wayne Gacy para unificar y recoger el legado de la ‘Reina del pop’ (al menos del siglo XX) junto con el del asesino en serie John Wayne Gacy nos dejas bien claro a todo el mundo que pasar inadvertido no es lo tuyo… Stephen Gregory Bier a.k.a. Madonna Wayne Gacy a.k.a. Pogo en su momento criticó duramente a Chester Bennington, Chris Cornell e incluso Kurt Cobain por suicidarse y dejar a sus familias atrás y ahora ha decidido atacar de nuevo al que fuera vocalista, guitarrista y líder de una de las formaciones más icónicas a nivel mundial de las últimas décadas: “Arde en el infierno, Kurt”, escribió en su cuenta de Facebook, para seguidamente compartir un enlace a “Eighties” (la canción original de Killing Joke), y sentenciar: “Y esta es la razón por la que te suicidaste, porque eres un puto ladrón”. Ambos posts fueron borrados de inmediato, como podríamos imaginar.

Las comparaciones entre “Eighties” de Killing Joke y “Come As You Are” de Nirvana no son nuevas, y resulta un hecho que los propios fans llevan comentando bastante tiempo. El conjunto londinense puso la pieza en las calles en abril de 1984 como primer sencillo del que sería su quinto álbum de estudio “Night Time” (editado en febrero de 1985), mientras que los de Seattle destaparían una de sus composiciones más recordadas con el lanzamiento del imperecedero “Nevermind” (1991).

Otra de las controversias alrededor de las canciones de Nirvana que ha vuelto a revivir en las redes sociales a raíz de los comentarios de Madonna Wayne Gacy es la similitud entre “Smells Like Teen Spirit”, en definitiva la canción más emblemática de todos los tiempos, y “Godzilla” de Blue Öyster Cult. En este caso hemos de remontarnos hasta 1977, el año del punk, momento en el que los neoyorquinos sacaron también su –curiosamente– quinto larga duración “Spectres” plagado de hard-rock y heavy-metal y que incluye la mencionada “Godzilla”.

Los parecidos en ambos casos pueden resultar bastante evidentes, e incluso el propio Kurt Cobain admitió las referencias en el caso de “Eighties” y “Come As You Are”, pero también es justo reconocer y manifestar que existen límites que nadie debería traspasar.