Lo confieso. Cuando llegué al bar y me di cuenta de que el grupo Mujeres no era un grupo de mujeres me quedé bastante decepcionado. Pero la banda catalana, ahora reconvertida en power trío, tiene argumentos de sobra para conquistar con su música. En este último disco les ha dado por cantar en español, quizás para empezar a decirle algo al mundo. Algo como lo que ya apuntan desde la portada: un escorpión sobre el mapa de España.

¿Es eso lo que entendéis vosotros por marca España o más bien es una imagen para explicar que España se autodestruye a sí misma?

Yago: La portada es una imagen que ya tenía Pol desde el año pasado.

Pol: Era una propuesta de camiseta de hace bastante tiempo que al final no la hicimos. Aunque, al final, en los últimos bolos de “Marathon” sí que la hicimos…

Yago: Y voló. Es una imagen icónica y siempre nos preguntábamos cuándo podríamos sacarla. Al final es lo que buscas en una portada, que tenga eso. ¿Cómo superas una península ibérica con un escorpión? Imposible. De hecho, Arnau era muy contrario porque ya lo teníamos prensado en unas camisetas, pero era tan buena que tuvimos que aprovecharla.

¿Qué tal la vuelta al Molar? ¿Pensáis tocaros algo?

Arnau: Nos encanta volver a Madrid. Realmente no pensábamos tocar nada, esto se ha montado un poco como excusa para venir a ‘hacer prensa’.

Pol: Aunque si hubiera una guitarra se podría ver…

Yago: La verdad es que es un placer venir y no tener que tocar, porque hay veces que llegas aquí por la tarde, tienes que probar y luego no te da tiempo a disfrutar de la ciudad.

Pol: Te emborrachas y ya está [Risas]. Cuando estás de gira no descubres las ciudades.

No sé cuánto tiempo ha pasado desde la primera vez que vinisteis a tocar… pero desde vuestro primer disco han pasado diez años…

Arnau: Hacemos diez años, sí…

Yago: El grupo se inició en 2007, luego salió la demo y el primer LP salió en 2008. Realmente vas perdiendo meses porque estás tocando constantemente y luego este disco lo hicimos en quince ensayos, lo que pasa que hubo un impasse: nos fuimos de gira por México, hubo un cambio de formación… pero cuando nos pusimos a ensayar fue lo más rápido que hemos hecho.

¿Los comienzos de Mujeres tienen algo que ver con el fanzine Cigarro y Jazz?

Pol: En realidad no tiene nada que ver. Yo tengo un colega al que llaman ‘Cigarro’ y yo digo en broma que me llamen ‘Jazz’… aunque nadie lo hace. Realmente es una historia que escribí sobre Cigarro y él escribió otra sobre Jazz. Cigarro es un tipo que tiene un grupo de música homónimo en Reus y cuenta un poco la historia de la típica banda de colegas que tenían ellos en el instituto. Pero la historia me la inventé, yo no sé qué pasó con ese grupo. Cigarro se vino a vivir a Barcelona y el grupo terminó… no tiene nada que ver con Mujeres. Nuestro comienzo realmente fue un despegue bastante intenso, con un hype momentáneo y fue mucho más sencillo, no se parece en nada a la historia de Cigarro. La realidad es que somos un grupo de colegas. Nos encanta tocar y nos encanta girar, y hemos aguantado porque es lo que queremos hacer. No ha sido complicado.

Arnau: Sí, al final vas dejando de lado el ego y las pequeñas discusiones que puedas tener y aprendes de los otros. Y también al no tener mucha pretensión hace que no te frustres y que todo vaya fluido. Ponerte a hacer canciones que te gusten es lo importante.

¿Cómo ha sido el paso a escribir las letras en español?

Yago: Lo hacemos todo a tres manos, pero el cambio más grande ha sido pasar de cuatro miembros a tres. Es una locura lo que cambia el sonido de un grupo sólo con un cambio de batería… es algo que nunca nos habríamos imaginado. La marcha de Martí fue un poco bestia porque era un tío que componía, que hacía los arreglos principales, que tocaba la guitarra cien mil veces mejor de lo que la toco yo… Además, el grupo se aguantaba muy bien vocalmente porque teníamos todo el rato dos voces principales y desarrollamos como una armonía. En el “Marathon” se nota mucho. Es un disco muy rico vocalmente. Y de golpe piensas: “joder, todo esto se ha ido a tomar por el culo” [Risas]. Por mucho que Pol intente hacer voces, por la forma que tiene de tocar el bajo es un poco imposible y tampoco creo que sea lo más natural del mundo.

Pol: No sé cantar.

Yago: Y bueno, Arnau… es un batería que sí canta, pero tampoco es por lo que se reconoce a un grupo. Así que todo esto fue un punto de inflexión, y de hecho no estaba claro que el grupo siguiera, o no estaba claro si íbamos a tomar una nueva forma, como una evolución natural… pero todo el mundo nos animó a seguir por lo que habíamos logrado. Luego está también la decisión de sacar fuerzas porque para grupos de este tamaño tampoco pasa tantas veces lo de estar tocando diez años, así que dijimos: “¿lo intentamos o no?”. Y bueno, fue una movida, porque somos un grupo que componemos mucho a partir de la improvisación y lo último que venía era la letra. Empezábamos definiendo la melodía y luego a partir de un tarareo íbamos sacando la letra. Así que ha sido un poco cambiar de discurso. Pero al fin y al cabo Mujeres no deja de ser un grupo de rock y de canciones muy en tu cara…

Pol: Pero claro, al cantar en inglés la letra estaba oculta y ahora de repente pasa a un primer plano, en el que ya te están escuchando.

Yago: Entonces hay un punto en el que dices: vale, puedo jugar con clichés, porque era lo que veníamos haciendo hasta ahora, con canciones un poco homenaje a los grupos de pop español de los 60 y 70, de Los Brincos, Salvajes y todo esto, súper caricaturizado, súper pasado de vueltas, y ahora tenemos que plantearnos en qué contexto metemos todo. Así que había que definir el rumbo del disco. Cuando lo tuvimos claro con tres o cuatro canciones, empezamos a darle forma.

Fotografía: Álex Sardá

Los quintos de Mahou van llenando poco a poco la mesa mientras los Mujeres se van encontrado más y más cómodos. Pol y Yago han venido al Molar de Madrid para presentar sus nuevos fanzines (no sólo son músicos), pero ahora toca hablar de “Un Sentimiento Importante”, su nuevo disco. Ganan muchas cosas, pero pierden un miembro por el camino. El trío se lanza a desgranarlo canción por canción.

1. “Vete con él”

Ok, pues vamos a empezar a desgranar el disco: “Vete con él”. Arranca con mucho ritmo, pero de manera muy diferente a “Marathon”, que empieza más a saco. ¿Es un disco más lento en general?

Yago: Es curioso porque antes nos han dicho que si este era nuestro álbum más rápido… y creemos que es lo contrario. Es nuestro disco más lento. Aunque, bueno, los tres discos abrían con un tema muy pepinarro, siempre empezamos muy arriba. Y ahora empezamos con un tema más himno. De hecho esta canción es determinante y define muy bien el elepé; fue un tema con el que ya empezamos a ver claro el asunto del castellano.

Pol: Era muy fácil coger una de las canciones de la segunda cara y meterla al principio, como “Suenan Espadas”.

Yago: Pero al final es una canción muy testimonio, con un rollo muy yé-yé, no dista mucho de de un “Siempre Eterno”. Pero bueno, teníamos la idea de abrir con algo diferente y de hecho toda la primera cara es mucho más pop.

Pol: No veíamos que empezar con un tema de tralla definiera muy bien el disco, así que optamos por esta canción. También tiene un poco de miedo en plan: empiezo con una trallufla y me oculto un poco detrás del gigante… pero ahora es lo que hay. En directo seguro que empezamos con la guitarra y la batería y el público hará el resto.

2. “Siempre Eterno”

En la segunda ya sí, vuelve la rabia medio punk.

Pol: Sí, es un poco más punk ’77 o como Jay Reatard… y más acelerada que la primera. Yo lo veo un hit bastante directo. La melodía de voz que hace Yago a mí me enamoró, aunque él no confiaba mucho. Pero yo soy el primer fan de sus melodías y me flipa que con dos notas sea capaz de hacer eso.

Yago: Esa canción cuando la hicimos es como un corte ahí, en el local de ensayo. Dije que me parecía una mierda pero que sería la canción que nos sacaría de la ruina [Risas]. Y al final es el primer adelanto del disco y tendré que tragarme mis palabras. Pero bueno, nosotros siempre nos hemos movido en el rock un poco soul, un poco retro, aunque luego ha habido canciones más punk y también otras más garage, que es una onda que hemos dejado un poco de lado. La gracia de la canción es que tanto la estrofa como el estribillo tienen la misma vuelta de acordes y pese a que esa rueda de acordes es igual, desde el segundo cero al puente es todo el rato igual…

Pol: Casi igual.

Yago: Joder, es que es todo el rato igual, Pol. Pero a pesar de eso la melodía no para de moverse y la batería también sube y baja y por eso la canción no para de moverse.

3. “Ciudades y cicatrices”

La tercera me recuerda un poco a los Carolina Durante (compañeros de sello) ¿Ha vuelto la movida lo-fi ochentera?

Yago: Es un tema movidero, tú. Yo lo veo power-pop total junto con alguna otra canción del final del disco. Un poco rollo The Flamin’ Groovies.

Pol: A mí me encanta. Yo lo veo como un tema así del estilo de “Delirium”, “Amusement”, como la de Marathon que teníamos, esa de papapán… “I Wonder”.

Yago: Esa sería más como “Vete con él”, ¿no? La vena movidera no la veo tanto, pero bueno…

Arnau: Aceptamos todos los halagos. Todo el disco tiene algo de eso. No mira directamente ahí, pero está.

4. “Dije fácil”

Seguimos con “Dije fácil”… El regocijarse en el dolor, muy del rollo de “Vivir sin ti” del “Marathon”.

Yago: Sí, al final es un disco sobre los sentimientos y es verdad que va un poco hacia la exageración. Desde la portada todo va un poco hacia el extremo. Pero es lo que le pasa a la gente también y todo el grupo va un poco de eso. Es una canción que salió de una maqueta previa. También ha habido algunos experimentos. Hay algo de Mikal Cronin.

Pol: Sí, como los inicios de canciones que tiene él, que empieza con las voces…

5. “Un sentimiento importante”

Y llegamos a “Un sentimiento importante”. La elegida para ser segundo adelanto y videoclip de este disco.

Pol: Lo vemos al mismo nivel que el otro tema, no pensamos que sea single.

Yago: Pero sí es uno de los cortes que define el disco.

Pol: “Un sentimiento importante” surgió porque queríamos un tema que empezara un poco más lento, algo más bajado de revoluciones y con ese toque más de balada, que arranca con notas que podrían ser de Paul Anka, un poco crooner, aunque luego se acelera.

Arnau: Empezó como una improvisación en el local.

Yago: Teníamos claro que queríamos hacer una lenta.

Pol: Pero luego se convirtió en rápida.

Es increíble lo que se modifica el sonido de una banda cuando cambia un miembro.

Tiene un toque flamenco.

Pol: No buscábamos eso. Queríamos un tema a la altura del título del disco, que ya sabíamos que se iba a llamar “Un Sentimiento Importante”. Y al encontrar esta balada exageradamente emotiva… pues le pusimos este nombre. El disco habla también sobre nosotros girando por España y de cómo hemos sobrevivido después de los cambios de formación, de la marcha de Martí… Como ese sentimiento de estar haciendo algo que te gusta mucho. Aparte, lo del videoclip es porque yo practico squash todos los lunes con mis colegas

Yago: “Con mis colegas”, no con nosotros [Risas].

Pol: Y nos gustaba la idea de que se nos viera a los tres jugando y pasándolo bien. Y también buscando un poco el ridículo y haciéndolo intencionadamente amateur, grabado con un móvil y muy de cachondeo. Queríamos algo así, alejado de lo que veníamos haciendo con CANADA (que hacen muy buenos vídeos). Y bueno, es la idea de hacer vídeos más cercanos al público y poco producidos.

Yago: A mí me hace gracia como empieza con rollo balada y luego termina por petar. Es una canción que no para de subir.

Arnau: Fue una canción que desde que la tocamos por primera vez nos encantó y pensamos que era bastante pegadiza.

6. “No es tu sitio”

“No es tu sitio” tiene un elemento que casi nunca utilizáis: un sintetizador. ¿Qué tal la experiencia?

Yago: Teníamos ganas de hacer el experimento y es más idea mía; tenía ganas de probar con nuevos y extraños sonidos. También hemos contado con Sergio en la producción que ha abierto las miras para probar con varias cosas, como algo también muy desfasado de ritmo. Algo con una caja de ritmos y un órgano. Esa idea marca mucho el sonido y nos ha permitido un momento de ruido, guitarras del revés, etc.

Pol: Nos encanta la mezcla de caja de ritmos con rock & roll. Somos fans absolutos de Suicide y de toda esta movida.

Arnau: Yo recuerdo que Yago llegó al local y dijo: “me apetece probar esto y fue como un anim de, hosti tú, pues vamos a hacerlo, vamos a hablar con Sergio que es el productor con el que tenemos que hablar si queremos hacer esto”.

Yago: De hecho fue un tema que ni habíamos ensayado, estaba en una maquetilla y le dijimos a Sergio que nos guiara.

Pol: El tema es un riff, no hay más.

Arnau: Aquí fueron un poco Yago y Sergio. Pol y yo estábamos abiertos a todo y hemos hecho lo que nos ha parecido.

Pol: Es una pieza que tira hacia el extremo y resalta.

7. “Suenan Espadas”

“Suenan Espadas”: pop urgente con el bajo muy presente y un poco más oscura…

Pol: Sí, es una canción que compusimos muy orientada al directo. Siempre tenemos algún tema muy machacón y rápido, como “Lose Control”.

Yago: El disco es como un ejercicio de conciencia y de decir: vamos a meter una cosa más machacona que luego mola tocar en directo, luego otra más baladesca, luego otra más pop, otra más retro…

Arnau: También es el primer tema en el que metemos una parte progresiva en la que Yago se pudo explayar mientras Pol y yo aguantamos el ritmo.

Pol: Esto ya pasaba en “See the Light”, pero ahora supone darle mucha más presencia a la única guitarra.

Yago: Antes Martí tocaba muchos riffs a piñón en la parte instrumental. Ahora esto no existe y por eso estructuralmente ha cambiado. Y luego creo que tiene mucha influencia de un grupo que nos había molado últimamente y que no habíamos utilizado: los Parquet Courts. Es una pieza que va por ese lado de rock más actual pero con la vista puesta atrás. Al escuchar Parquet Courts no puedes evitar pensar en la Velvet, en Nueva York.

Arnau: Ellos meten guitarras y ruidos que van entrando y saliendo. Entonces estuvimos hablando para meter esos ruidos en “No es tu sitio”. Parece natural, pero no lo puedes hacer en directo.

8. “Un mundo nuevo”

Ha llegado el momento de preguntaros por el productor…

Yago: Lo hemos grabado con Sergio Pérez, de Svper (Pegasvs). Está muy abierto a todas estas movidas.

Pol: Él le grabó el disco de Universe a Yago en el que también hay baterías muy cañeras.

Arnau: Otro grupo que tenemos muy presente son los Buzzcocks, que son como pop pero punkarra… bastante alucinantes. Si te pones un poco a catar por dónde va su sonido te encuentras cosas como de la época y baterías que son un desfase, pero con un punto muy retro en la forma de grabar los discos. Pero luego están Parquet Courts y bandas de tres más crudas que son alucinantes. Y este álbum es un poco así.

Me flipa Svper.

Arnau: Son muy buenos.

Pol: Ahora han sacado un tema nuevo después de mucho tiempo.

Yago: Sí, además tienen una versión de Battiato que es increíble.

“Un mundo nuevo” es el tema más bailable.

Yago: Es de la que te acabamos de hablar.

¿En serio?

Yago: Sí, sí.

9. “Ley de la gravedad”

“Ley de la gravedad”: letra muy cósmica y psicodélica. Esto es contra lo que luchaban Los Planetas, ¿no?

Yago: Tiene que ver con un músico que nos flipa, que es Jay Reatard, muy en esa línea de canciones más pop, medio ’77, pero con el rollo vocal impecable. También nos permitía meter una acústica y vaciarlo un poco. Es importante que los discos tengan una buena paleta de colores, porque si no suena todo el rato igual.

Pol: Se puede hacer, pero te empalaga.

En “Marathon” ya lo hicisteis. Lo de tocar varios registros.

Yago: Se ha intentado desde el principio, pero cada vez lo hemos ido haciendo y grabando mejor.

Pol: Este disco no es un ejercicio de estilo del típico grupo que hace garaje y no hace otra cosa. Aquí la melodía y el estribillo han estado siempre por encima.

Yago: Tampoco hemos dicho de hacer un disco que suene como los Sonics o que tenga tal fuzz o este ampli o aquel.

Pol: Para nada, eso no nos importa.

Yago: Lo que hay es un intento de acercarte a otras formas de trabajo. Al final el “Soft Gems”, que es el disco que parece más garajero y cavernoso de la historia, tiene canciones muy diferentes. Tiene “I’m Over with You” que es como Buddy Holly, y no tiene nada que ver con el resto del disco. Luego tiene una balada cincuentona pura y el último tema que parece The Jesus and Mary Chain… Al final es ir probando, el otro disco era muy power-pop y este mira hacia otro sitio.

10. “Piedra de sal”

Y por último os despedís con “Piedra de sal”, un corte de fin de verano y muy de acabar un disco.

Yago: A mí me encantan las últimas canciones.

Pol: Que sean lentas, acústicas…

Yago: Mucha gente nos ha preguntado por nuestros últimos temas. Y en este disco pasa lo mismo. La imagen del fin de verano me mola mucho. Esta imagen de gente volviendo del verano mirando por el coche, con los auriculares… es como que pasan cosas muy gordas en verano. Y ya que era un disco sobre los sentimientos por lo menos este episodio se lo merecía. Hay que intentar de todo en un disco, y este es un tema que quizás en directo no lo podamos explotar, aunque merece la pena.

Bueno, no está mal poner un poco de respiro en el directo, ¿no?

Yago: A nosotros nos cuesta un montón.

Pol: Es como cuando colábamos “I’m Over with You”… [Risas]

Yago: Ya, pero esta… ¿Tú la ves para directo?

Arnau: Es de las que hacemos en el estudio. Tiene algo como medio Velvet.

Pol: “Marathon” terminaba con “Galgo Diamante”, una canción lenta, pero esta la veo más fácil de meter en directo.

Yago: Al final quedó más musculosa que en la maqueta y es una buena forma de acabar.