Anenon puede que sea un nombre bastante desconocido para la mayoría de público, pero hemos de recordar que en 2016 nos ofreció un excepcional “Petrol” coronado como el mejor álbum de electrónica de la temporada. Ya explicamos que se mostraba como un círculo sutil y frágil, que empieza y termina difuminado entre el sonido de las olas del mar para regalarnos en medio un conjunto de hermosas creaciones influenciadas por la música clásica y barroca, por los compositores del siglo XX, por el jazz contemporáneo y por el acid house y el techno.

Poco más de un año después el músico y productor angelino ha anunciado el que será su cuarto larga duración, titulado “Tongue”. Verá la luz el próximo 9 de febrero a través de Friends of Friends, discográfica que ha compartido una nota de prensa muy ilustrativa sobre los cambios que encontraremos y el clima general que ha rodeado el proceso artístico del compacto:

El cuarto LP de Brian Allen Simon fue creado en poco menos de un mes lejos de su ciudad natal de Los Ángeles, cerca de la pequeña localidad de Palaia, en la región italiana de Toscana, hogar de algunos de los mejores creadores de la historia: desde Dante hasta pintores renacentistas, Puccini o Andrea Bocelli. Si su historia suena casi absurdamente picaresca, es un reflejo del impulso de Anenon para encontrar un escenario asombroso y suficientemente hermoso como para igualar la iridiscencia de las composiciones. Nació dentro de un estudio improvisado en el ático en la tercera planta de una villa toscana del siglo XVI, en abril de 2017.

Mientras Estados Unidos se estremecía en una primavera distópica, Simon se trasladó al extranjero para intentar encontrar algo puro y ostensiblemente olvidado: la música soul, no en el sentido del rhythm and blues, sino algo capaz de penetrar profundamente en nuestra codificación de ADN y vagamente recordar el pasado. Es una reminiscencia de Brian Eno tratando de producir un registro ambiental para Fela Kuti o Mulatu Astatke. Las pistas de John Cage y Steve Reich impregnan la hábil manipulación del espacio, el tiempo, la tensión y el estado de ánimo del antiguo estudiante de historia de la UCLA. Es una belleza lastimosa y prismática. Un álbum de jazz, un álbum de electrónica, un álbum ambiental, un álbum clásico, un espiritual agnóstico.

De las nueve piezas que conforman “Tongue” (el tracklist puede visualizarse a continuación) Anenon ha adelantado “Verso”, una composición de casi cinco minutos que hasta cierto punto abandona las texturas más jazzísticas del mencionado “Petrol”. El artista ha explicado:

Vivo en la ciudad de lo efímero. La omnipresente luz de Los Ángeles me empapa la mente y el cuerpo y me lleva hacia una oscura e inconsistente ausencia de recuerdos. A mi alrededor, las historias se compran y venden a diario en una vivienda no planificada, urbana y suburbana que en el papel no tiene sentido, pero en realidad se ha convertido en un refugio para el pensamiento y la acción creativa abierta que no podría existir en ningún otro lado. No importa a donde vaya, la música que hago proviene de este estado de ánimo.

Quería hacer música que pueda vivir en cualquier lugar donde se encuentre una persona: ciudad o país. Es una serie de estados de ánimo cambiantes y melodías que a través del corazón, la mente, las manos, la garganta y la lengua cantan un derrame de metafísica y matizada verdad psicodélica.

Es “Tongue”: un universo autónomo, un lugar donde la articulación emocional e intelectual se fusionan y se deja entrar físicamente al mundo a través de la comunicación sana y humana. Una obra maestra de belleza inefable y profunda.

Tracklist “Tongue”:

  1. “Open”
  2. “Two For C”
  3. “Mansana”
  4. “Contra”
  5. “Verso”
  6. “Campana”
  7. “Pure”
  8. “Tongue”
  9. “Sardinia”