Ya está con nosotros “Mismo Sitio, Distinto Lugar”, el más que esperado cuarto álbum de estudio de Vetusta Morla, que llega tres años después de aquel “La Deriva” (2014) envuelto de cierta manera en una atmósfera de crítica sociopolítica. Como ya sabemos, el nuevo disco de la formación tricantina se edita a través de Pequeño Salto Mortal bajo licencia exclusiva de Sony Music, multinacional con la que a principios de año firmaban un acuerdo para la expansión internacional de sus trabajos.

“Mismo Sitio, Distinto Lugar” es una invitación al epicentro mismo de Vetusta Morla para asistir en primera persona a una reafirmación de su esencia, cimentada, irónicamente, en una agitada metamorfosis. El álbum refleja de manera fragmentada un proceso de transformación, siendo a la vez el proceso en sí, su relato y el resultado del mismo. Sus diez canciones pueden leerse como un manual de refundación que emana de la necesidad de la banda de seguir interpretando su realidad a través de la música, manteniendo intacto su sello de irrenunciable honestidad.

El disco es un emocionante y necesario trayecto que ha llevado a Vetusta Morla desde su local de ensayo de Madrid hasta los míticos Hansa Studios de Berlín. De Alemania a los recónditos Tarbox Road Studios en Cassadaga, en el norte de Estados Unidos, para terminar en el legendario Sterling Sound de Nueva York. Un viaje guiado por el deseo de trabajar de la mano de músicos y productores como Campi Campón, Dave Fridmann o Greg Calbi, artífices de algunos de los discos más icónicos de las últimas cuatro décadas.

“Mismo Sitio, Distinto Lugar” se ha anticipado con la sorprendente “Te lo Digo a Ti”, un tema cargado de sintetizadores, mayor peso de las texturas electrónicas en general y cierto poso krautrock, y posteriormente con “Deséame Suerte”, primera canción que nos encontramos dentro de esta obra y que pese a guardar más conexión con los Vetusta Morla primigenios se exhibe como una perfecta carta de presentación y demostración de que los madrileños abren hoy, para todos los públicos, una nueva etapa.

Este nuevo larga duración supone, asimismo, la confirmación –una más– de una banda que desde la verdadera independencia y autogestión (no obviemos los casi diez años que pasaron desde que arrancaron su andadura musical hasta que se publicó ese “Un Día en el Mundo” en 2008) ha ido creciendo progresivamente y sin dar un paso en falso hasta convertirse en un conjunto colosal, como demostraron en aquella cita con el Palacio de los Deportes de Madrid (ahora WiZink Center) el 23 de mayo de 2015 que se registró en aquel directo “15151”. Da igual que nos gustaran más antes o ahora, pensemos que sus discos en realidad no son para tanto o que, en cambio, son obras maestras, una cosa está clara: Vetusta Morla son, a día de hoy, la banda más grande del país.

En 2018, la banda presentará en directo el nuevo álbum visitando 16 ciudades de 7 países. El punto de partida será la capital de Perú, Lima, país en el que el grupo actuará en directo por primera vez en su carrera. Le seguirán Chile, Colombia, México y Argentina, destinos que el sexteto ha incorporado regularmente desde 2009 en sus tours y donde cuentan con una legión de seguidores. El segundo tramo de la presentación en directo de “Mismo Sitio, Distinto Lugar” se celebrará en la Península Ibérica con 2 conciertos en Portugal y 8 en España: Salamanca, Murcia, Sevilla, A Coruña, Barcelona, Valencia, Madrid y Bilbao.