Fotografía: http://liamgallagher.com/

La semana pasada Noel Gallagher actúo en el programa Later… with Jools Holland de la BBC para interpretar su nuevo single “Holy Mountain” y “She Taught Me How to Fly”, otra canción que no conocíamos de su inminente nuevo elepé “Who Built the Moon?”. Sin embargo, lo que más llamó la atención de su actuación fue, sin lugar a dudas, el nuevo instrumento que el mayor de los Gallagher ha incorporado a su banda: las tijeras. Sí, has leído bien. Y, como podíamos imaginar, además de fans y curiosos que han manifestado su opinión en las redes sociales, también Liam Gallagher ha explicado por qué ha sido una estupidez total y qué tiene él pensado para animar sus próximos shows:

Voy a tener a alguien sacándole punta a un lápiz en mi gira. Va a volar la cabeza de la gente. […] O pelar un plátano o algo en directo, eso estaría genial. […] Quizás coger un libro de pegatinas e ir poniendo los stickers. Con un montón de reverb y si a la audiencia adecuada le das suficiente bebida… podría estar bien.

Está todo bien si eres un veinteañero y estás mal de la cabeza, pero el tío tiene cincuenta… ¿Entiendes lo que quiero decir? Si realmente está intentando convencer a la gente de que tocar unas tijeras es la mejor forma de triunfar en este negocio necesita un gran y largo descanso.

Un pique más entre tantos que hemos ido relatando durante los últimos meses: desde decir que prefierecomerse su propia mierda antes que ver a su hermano de telonero de U2” hasta acusar a Noel de planear el fin de Oasis en reuniones secretas con Johnny Marr y Paul Weller o incluso dejar bien claro que él no es “otra de las pequeñas zorritas” del ex The Jam después de que éste criticara las letras de su reciente (y notable) álbum debut en solitario “As You Were”.