Quedan tan sólo dos semanas (parece mentira, ¿verdad?) para que Vetusta Morla por fin publiquen su esperadísimo cuarto larga duración, sucesor de aquel beligerante y aguerrido “La Deriva” (2014). De “Mismo Sitio, Distinto Lugar” conocimos hace poco más de un mes “Te lo Digo a Ti”, primer y sorprendente adelanto en el que la banda madrileña aumentaba el peso de las texturas y los arreglos electrónicos, aunque también dejaban espacio para dos ráfagas guitarreras que completaban un cóctel en el que la voz de Pucho se mostraba distorsionada entre esa vorágine sonora.

Hoy el conjunto tricantino presenta el segundo avance del álbum, “Deséame Suerte”, que en general conecta más con los Vetusta Morla ‘clásicos’ de “Un Día en el Mundo” (2008) y “Mapas” (2011) a través de versos más intrincados y cargados de metáforas, pese a que su segunda mitad vuelve a recrearse con esa producción más exuberante y electrónica a cargo de Campi Campón, Dave Fridmann y Greg Calbi. La banda define la canción de la siguiente forma:

“Deséame Suerte” es un retrato sin maquillaje sobre una cinta de meta convertida en kilómetro cero. La rienda de un futuro de rabiosas sacudidas que aún no ha sido domado. Todo lo que nos trajo hasta aquí, ya fue. Y ahora sólo queda despedirlo con honores y encomendarnos a la fortuna antes de ascender la cima más alta, la que nos lleva, sin excusas, a los pies de nosotros mismos.

El videoclip (que puedes ver a continuación) viene dirigido por Fernando Franco y en él vemos a los miembros del sexteto bajo un filtro de blanco y negro a la vez que se van revelando diferentes animaciones algo psicodélicas, fotografías de cuando eran niños y unos minutos finales cargados de color, justo después de que el tema adquiera los tintes más electrónicos, para que Pucho salga de un fotomatón perdido en un camino cualquiera.