We The Lion son una banda de folk formada por Alonso Briceño (vocalista), Luis Buckley (bajo y ukulele) y Paul Schabauer (guitarra). Se conocen desde pequeños y llevan haciendo música desde hace más de diecisiete años. Ahora, pasada la treintena, les ha llegado el éxito gracias a un disco muy cuidado, un viaje lleno de subidas y bajadas, “una pequeña montaña rusa de emociones”, como lo define Luis en nuestra entrevista.

Charlamos con ellos sobre sus influencias, que van desde The Beatles hasta Mumford & Sons. En todo este amplio abanico también mencionan artistas y bandas como Cat Stevens, Amaral, Hombres G o The Lumineers, nombres que les han proporcionado un sedimento de buenas canciones, cuidadas y buscando un envoltorio perfecto para sus letras. Gracias a este espejo de Mumfords & Sons han ido encontrando un sonido fresco, sin sobrecargas y dándole una enorme importancia a la melodía en cada canción.

Destaca en “Violet”, primer álbum de estudio, su gusto por el trabajo artístico conceptual, influidos por un disco de rock progresivo escuchado en su juventud. “Violet” está realizado con sencillez, sin pretensiones ni agobios y elaborado con mucho mimo y amor. Encontrándose en un tono amable, desenfadado y positivo en su mayoría, cuenta la historia de un amor desde que comienza hasta que termina con un final no muy feliz, haciéndolo más humano, real y menos Disney. A los mandos de la producción estuvo David Chang, “un amigo loco y genio” como lo define Alonso.

Es un disco trabajado a lo largo de tres años, contemplado como una herencia y legado para sus hijos, algo que les motive a coger guitarras y hacer música. Al final esta historia les ha desbordado, tocando delante de 27.000 personas como nos cuentan Alonso y Luis.

Para empezar la entrevista quería preguntaros qué es lo que hacéis, en general.

Alonso: Para ser honestos, cuando empezamos no sabíamos qué hacíamos. Empezamos con un sonido más plástico y luego con el productor fuimos moldeándolo. Encontrar este sonido un poco más cercano al folk ha sido parte de un proceso de tres años.

Luis: Sí entramos con la idea de hacer un trabajo conceptual. Que cada capítulo contara algo en esta historia y que fueran parte de un todo. Elegimos el tema del amor y era vital sentir la emoción de los personajes, las subidas y bajadas de lo que realmente es tener una relación sentimental. También llegamos a la conclusión de que era una buena oportunidad para volver a eso de escuchar el disco completo, que es algo que con el cassette se hacía y que con el mp3 se está perdiendo.

Hay algo que nos ha llamado mucho la atención y es que es un disco conceptual que navega y cuenta la historia de un amor desde que ve a la chica hasta que esta relación termina. ¿Cómo surgió esta idea?

Luis: La idea tuvo sus pros y sus contras. Por una parte fuimos con una idea esbozada al estudio y eso nos ayudaba a tener un norte, digamos. Compusimos treinta y ocho canciones de las que han quedado once. Por ejemplo, el momento de la pelea tuvo cuatro versiones. A lo mejor nos gustaba la canción pero no calzaba con la historia; teníamos que ser fieles a encontrar una buena canción que encajara en la historia, y ahí es donde nos pusimos más exigentes. Mucha paciencia y mucho acoplar canciones.

Sabemos que es un proceso dificil, duro y que require mucho trabajo y paciencia. ¿Cómo os decidís a dar el paso adelante?

Alonso: Bueno, no habíamos hecho nada relevante anteriormente. Antes de empezar este proyecto fue como: ¿por qué no? Vamos a juntarnos para dejarles un legado a nuestros hijos, que cojan las guitarras, hagan música y se motiven. En un principio no era algo para salir al mundo.

Luis: Nos conocemos desde los cinco años y nuestra primera banda fue a los diez, con latas y cantando en la arena. Luego tuvimos varias bandas con gente entrando y saliendo. Antes de volver a juntarnos definitivamente para este proyecto tuvimos un parón de tres. El punto de inflexión fue cuando le regalaron un piano a Alonso. Nosotros dos vivíamos juntos por aquella época, ese piano nos trajo la música de vuelta a casa y un día tuvimos una conversación para motivar a nuestros futuros hijos a tocar. Necesitábamos darles algo un poquito mejor de lo que veníamos haciendo.

Escuchando vuestro LP se intuyen muchas y diferentes influencias, desde los Beatles hasta The Lumineers o Mumford & Sons. ¿Cómo lo veis vosotros? ¿Qué grupos creéis que os han influido más?

Alonso: La base es Beatles, tengo un padre muy beatlemaníaco. Fíjate que, de hecho, cada cierto tiempo, nos vamos a mitad del mar en una barquita con una botella de champán y nos escuchamos un disco completo de los Beatles. Es muy catártico. Pero luego hay otras cosas que adornan esas influencias, y son muchísimas: Cat Stevens, Led Zeppelin, Hombres G, Gipsy Kings, Amaral, Queen… podríamos estar nombrando mil grupos. También algo más moderno como los Lumineers o Mumford & Sons. Mucha música y muy diversa.

Luis: Te voy a dar un nombre que está fuera de todos los esquemas: Dream Theater. Es un grupo de rock progresivo que nos marcó no tanto en el género de “Violet” pero sí en el motivo del concepto. Cómo abordar un disco conceptual.

Siendo peruanos y haciendo folk imaginamos que alguna petición para usar algunos instrumentos más tradicionales de vuestra tierra os habrá llegado. ¿Cómo es vuestro proceso creativo y cómo encajáis los instrumentos en vuestras canciones?

Alonso: Hemos recibido muchas peticiones para que utilicemos instrumentos típicos peruanos, pero tenemos una máxima con eso: hacemos lo que creemos que le viene bien a la canción. Hemos podido meter guitarras eléctricas, acordeones, mil cosas. Por ejemplo casi no hay platillos en el disco.

Luis: Es verdad, estamos muy comprometidos con el disco y gestionamos muy bien los egos. Buscábamos los mejores instrumentos, pensando tanto en el largo como en los directos. Yo soy el bajista y había cuatro canciones que no tenían bajo. Empecé a tocar el ukulele, sin problema. Somos muy dinámicos y lo que buscamos es tener energía y buenas sensaciones.

Somos muy dinámicos y lo que buscamos es tener energía y buenas sensaciones.

Os ha llegado un éxito brutal con vuestro primer trabajo serio como músicos. ¿Cuándo nace “Violet”?

Luis: Agradezco mucho que nos haya llegado con esta madurez. Hubo una unión entre los tres enorme. Nuestra relación de amigos de veinticinco años evolucionó, nos hicimos muy íntimos.

Alonso: David se encargó de humanizarnos un poco, la verdad. En esos tres intensos años nos sensibilizamos muchísimo. Fuimos capaces de recuperar esa calidez que tienes cuando eres niño y que pierdes cuando vas haciéndote adulto. Fue una experiencia genial y “Violet” nació en gran parte de ese amor que nos tenemos.

Es un disco muy trabajado desde la sencillez, sin grandes pretensiones. ¿Cómo llega Movistar a fijarse en vuestra canción “Found Love”?

Luis: Fue muy extraño e inesperado. Nosotros teníámos un amigo que a día de hoy es nuestro manager. Aún no teníamos ni el disco en físico, pero este amigo se lo enseñó a otro amigo que era el responsable de la campaña. Metió nuestra canción un poco por relleno [Risas] y nos llamaron. Casualmente yo estaba en Madrid, Alonso en Hong Kong y Paul en Lima. Fue un auténtico lío para comunicarnos y tomar la decisión, pero tiramos para adelante porque nos pareció una muy buena idea.

Alonso: Fue una pasada. Todavía no teníamos el elepé subido y la gente ya estaba buscándonos en las redes. Además, como cantamos en inglés no sabían que éramos peruanos. Ese fue nuestro primer trabajo de comunicación, decir que somos peruanos. Fue increíble.

Luis: También fue una decisión difícil porque el spot salía para fin de año y nuestro disco estaba pensado para lanzarlo en febrero. Mucha gente nos dijo que esperásemos hasta febrero, pero pensamos que era el momento de aprovechar esta promoción que nos daba la televisión y mostrar al mundo que no era sólo una canción, sino que detrás había un disco bueno y trabajado.

Elige Todo

Elige la red que llena tu mundo de experiencias únicas.

Geplaatst door Movistar Perú op zondag 16 oktober 2016

Nos gustaría hacer un pequeño repaso al disco completo, algo corto, un par de frases para cada canción. ¿Os animáis?

Ambos: ¡CLARO!

Luis: En “So Fine” es cuando los chicos se conocen y el mensaje más importante es perder el miedo. Por ejemplo, cuando ves a una chica en un bar y te da miedo acercarte a hablarle.

Alonso: “Found Love” es ese momento en el que te das cuenta de que te mueres por esa persona, mientras que “You and Your Heart” la compuse cuando dormía con mi chica en su casa. Ella dormía y yo estaba tocando una guitarra de nylon muy suave para que no se despertara. Salió un poco inspirada en “Nothing Else Matters”.

Luis: En “All My Demons” la trama comienza a traerte algo distinto. Empieza la inseguridad y los miedos de nuevo. Esos demonios son los que les hacen luchar y sentirse vacíos.

Alonso: “Gone” es la desesperación máxima del protagonista. Fue la cuarta o quinta versión de esta pieza y queríamos mencionar los sentimientos. Se deja abierto el final pero se muestra la culpa y la desesperación de lo que ha perdido.

Luis: “You Are Not Alone” es la canción más minimalista del disco y la más íntima. Es ese momento en el que ya te abandonaron y no quieres saber nada de nadie. Parece que él le canta a ella pero realmente se canta a sí mismo.

Alonso: “Move Along” simboliza cuando ya has tocado fondo y no te queda otra que salir de ahí. Visualmente teníamos muy marcado el final de esa canción, que fuese algo feliz y que al protagonista le fuera bien. Acaba en esa sensación positiva.

Luis: “I Want You to Know” muestra la resistencia a dejar ir algo que ya se ha acabado. Ir a su casa para decirle que esto no se ha acabado, que siempre estará en tu corazón y en tu mente.

Alonso: “Go Go Go” musicalmente es muy sencilla, pero conceptualmente queríamos reencontrar al protagonista con sus demonios, que lo liberaran. Esta canción está inspirada precisamente en el origen del folk, un género que se originó durante la esclavitud en Estados Unidos y apenas tenían instrumentos. Por eso es tan sencilla.

Luis: “Fading” es un poco más sensible, porque representa el momento en el que ella muere. La canción comienza diciendo “mi mundo está de cabeza” como un símbolo del coche que está volcado en la carretera.

Alonso: “Part of the Wind” es el cierre y está inspirado en la abuela de mi esposa, una mujer muy importante para la familia. Se llamaba Violeta y murió cuando estábamos grabando el álbum, así que funciona como un homenaje. Al principio el disco se llamaba “Crónicas De Un Amor Enfermo”.

Ahora mismo estaréis inmersos y concentrados en vuestra gira, pero, ¿tenéis planes de hacer algo nuevo? Ya sea de este mismo disco o algo totalmente diferente.

Alonso: Hay muchos planes. Tenemos tres vídeos pendientes para grabar y estamos componiendo la historia del siguiente disco, que queremos que sea también algo conceptual. Toco la guitarra cuatro o cinco horas al día y por fin podemos ver esto como una profesión. Es realmente hermoso.

Por fin podemos ver esto como una profesión. Es realmente hermoso.

También habéis sacado una versión electrónica de “Found Love”.

Alonso: Nos lo propusieron, porque tenemos unos amigos que formaban la banda Ádamo, ahora disuelta. Uno de ellos está en Los Ángeles trabajando como productor y nos propuso hacer una versión. La escuchamos y nos pareció una buena idea para otros ambientes, quizás para hacer deporte o una discoteca.

Para cerrar, ¿cuándo tocáis en España?

Alonso: Estaremos el mes de noviembre. El día 8 en Barcelona, el 9 en Madrid, el 10 en Granada y estamos cerrando otra fecha para Madrid de nuevo, seguramente el día 11.

Desde El Quinto Beatle, muchas gracias y mucha suerte.

Ambos: Ha sido un placer este ratito de charla tan amena.