Fotografía: Hollie Fernando

Sampha se ha alzado con el premio Hyundai Mercury Prize 2017 (mejor disco del año de los editados en Reino Unido entre julio de 2016 y julio de 2017) por su álbum debut “Process”, en el que a partir de su propia estructuración y su progresivo abandono de los instrumentos para dar paso a ornamentos electrónicos observamos una lucha entre ese pasado orgánico de temas como “(No One Knows Me) Like The Piano” y el futurismo caótico de “Kora Sings”. Y es que a través de sus composiciones y de todo lo que habla en ellas, Sampha alcanza un estado de identificación próximo con el oyente; gracias a sus confesiones, a aquellas imágenes que han conseguido marcarle como artista pero sobre todo como persona.

Así, el londinense se ha impuesto (quizás de forma inesperada) a bandas y artistas de corte más comercial como Glass Animals (“How to Be a Human Being”), alt-J (“RELAXER”), The xx (“I See You”) y sobre todo Ed Sheeran (“÷”). Otras nominaciones bien destacadas eran Kate Tempest por su soberbio “Let Them Eat Chaos” o las también debutantes The Big Moon (“Love in the 4th Dimension”) y los raperos Loyle Carner (“Yesterday’s Gone”) y Stormzy (“Gang Signs & Prayer”).

Una vez se dio por finalizada la ceremonia oficial Sampha habló en una conferencia de prensa, acordándose nuevamente de sus padres (fallecidos ambos):

Mi madre estaría muy orgullosa y mi padre probablemente estaría embarazosamente orgulloso. Estarían súper felices por mí.

Acerca del premio en sí mismo, comentó:

Es increíble. Me ha tomado un tiempo sentirme lo suficientemente estable a nivel emocional para escribir mi propio disco y todo el mundo ha sido encantador y paciente, dándome el tiempo necesario para crearlo. Puse mi corazón y mi alma en el álbum y estoy muy orgulloso de ello. Es un disco muy introspectivo y creo que se ha entendido. Es genial que te reconozcan algo así.

En anteriores ediciones los ganadores fueron, respectivamente, Skepta por su notable “Konnichiwa”, Benjamin Clementine por su debut “At Least for Now” (certificando el gran momento que vive en términos cualitativos y de aceptación la música negra), Young Fathers (“Dead”), James Blake (“Overgrown”), alt-J (“An Awesome Wave”), PJ Harvey por “Let England Shake” en 2011 y The xx con su debut homónimo en 2010.