Fotografía: Peter Hapak

¿Os acordáis del nuevo álbum de Beck? Sí, sí, ese que lleva sobrevolando desde hace tanto que ni nos acordamos. Y cuando decimos tanto es desde junio de ¡2015!, momento en el que el californiano estrenó “Dreams”, un tema que parecía poner fin a la etapa folk del celebrado “Morning Phase” (2014) marcando su regreso a sonidos más puramente pop. Esa sensación se acrecentó con aquella “Wow” presentada nada menos que un año después, en junio de 2016. Y fue en ese punto cuando se dio a entender que el nuevo elepé de Beck llegaría en octubre del pasado año. A mediados de septiembre subió a la red el videoclip para “Wow” y c’est fini. No volvimos a saber nada más y, por supuesto, el disco no se publicó.

No obstante, a principios de este año volvimos a saber de Beck al aparecer en la red dos canciones no publicadas y al versionar “Can’t Help Falling in Love” de Elvis para la banda sonora de la serie The Man in the High Castle. Y ha sido ahora cuando, en una nueva entrevista para Rolling Stone, Beck ha confirmado (esta vez de verdad) su nuevo álbum de estudio: se titulará “Colors”, verá la luz en octubre (no se ha concretado más) y se ha definido como una explosión de pop experimental para la que ha trabajado con Greg Kurstin (Adele, Sia, Foo Fighters).

Sobre el retraso del lanzamiento, Beck ha explicado:

Se supone que el disco podría haber salido hace un año o dos. Pero son canciones complejas que tratan de hacer dos o tres cosas al mismo tiempo. No es ni retro ni moderno. Conseguir que todo funcionara conjuntamente para que no sonara como un tremendo revoltijo ha requerido un gran esfuerzo.

Entre él y Kurstin, también productor, han tocado todos los instrumentos que sonarán en “Colors”, un álbum que según confiesa abandona la estética de “Morning Phase” y será mucho más optimista, reflejando el momento de felicidad que vive junto a su esposa Marissa Ribisi (hermana gemela del actor Giovanni Ribisi) y sus dos hijos pequeños. Asimismo, aunque las mencionadas “Dreams” y “Wow” no se ha confirmado que formen parte del tracklist sí sabemos el título de otras dos piezas: “Fix Me”, en la que Beck canta sobre cómo el amor puede hacer que los momentos difíciles sean más llevaderos (“I don’t mind if the sea washes over the city tonight / I’m set free”), y una bailable “Up All Night” de la que escuchamos un fragmento en un anuncio de relojes y que aparece en la banda sonora del FIFA 17. Aquí Beck entona: “Just wanna stay up all night with you”.

Compartir