El grupo de origen cántabro Templeton vuelven y abren las puertas de par en par al que será su cuarto álbum de estudio con “Marzo Mayea”, una composición mayúscula y monumental en todos los sentidos posibles (dura casi nueve minutos y medio) que se configura a través de una batería muy jazzera, a la que se une un sintetizador ciertamente onírico y sideral para ir creciendo progresivamente e incorporar nuevos matices, sonidos y preciosos arreglos. Por otro lado, su letra tiene cierto tinte nostálgico y de desamor, pero también se permite el lujo de incluir sabrosas referencias a la cultura popular de nuestros días y de antaño con versos como “soy el hermano de Frasier”, “somos los padres de Ross” (Friends) o hablando también sobre el doblaje del largometraje El Resplandor.

En una reciente entrevista con Jenesaispop, Javier Carrasco (Betacam) confesó que ese cuarto disco “ya está grabado” y pese a que desconocemos su fecha exacta de publicación, sí sabemos que se titulará “Una mar enorme” y que llegará a través de Gramaciones Grabofónicas en algún punto del próximo otoño. También se explicó que, en líneas generales, será una especie de cruce entre su segundo compacto (“El Murmullo”, 2012) y el tercero (“Rosi”, 2014):

“Rosi” nos gusta, pero salió un poco cruzado, todo lo que pasó después fue un rollo y hemos intentado coger lo mejor de cada uno. En “El Murmullo” llegamos a la gente porque se identificaba y “Rosi” era más cinematográfico.

Carrasco añadió:

Nos hemos visto como Guti, una eterna promesa, pero somos un ejemplo muy extremo de burbuja, de vivir dentro de nosotros. Vivimos varios años juntos Álvaro, Bryan, Santi y yo, pero es que nos conocemos desde 2º de EGB muchos. Somos el perfecto ejemplo de cuando la boca dice una cosa, pero el lenguaje no verbal dice otra: con las canciones decimos una cosa, pero con el lenguaje no verbal decimos “quiero estar en el infra”. Somos 6, muy perros, muy nuestros, muy secta.

Por el momento, disfrutemos de esta “Marzo Mayea” que irremediablemente nos puede traer a la mente las piezas más extensas y relajadas de Los Planetas. ¿Han firmado Templeton su propia “La Copa de Europa”?

Sólo nos gusta si duele
Sólo nos gusta la guerra”