Después de desplegar nuestra selección de imprescindibles para esta edición del Mad Cool, podríamos quedarnos ahí y ya tendríamos propuestas más que suficientes para disfrutar como enanos del festival madrileño, pero queremos ir un poquito más allá y ofrecer otros diez nombres quizás algo menos conocidos (aunque a cualquiera que esté medianamente metido en el mundillo le sonarán) para rematar tres días que prometen ser inolvidables.

Aquí os proponemos una variedad de grupos de mucha calidad y de los que disfrutar junto a los grandes nombres, a los que podréis recurrir en caso de que algún cabeza de cartel no os convenza o si queréis un concierto algo menos abarrotado. La selección contiene tanto grupos guitarreros como electrónica, sin olvidarnos de alguna que otra propuesta nacional.

FOSTER THE PEOPLE

Tienen un disco bueno, uno malo y uno en camino que no sabemos cómo será. Lo que sí es seguro es que pocos grupos encajan mejor en un festival que Foster The People. Canciones endiabladamente pegadizas y muy bailables para cubrir un setlist no demasiado extenso en el que puedan lucir sus mejores virtudes. No será un concierto legendario, pero sí de los más divertidos, porque con temazos como “Pumped Up Kicks”, “Houdini” o “Call It What You Want”, ¿qué puede salir mal?

KURT VILE & THE VIOLATORS

El melenas más molón de Filadelfia confirma una actividad incesante y no podemos alegrarnos más por ello. No será lo más cañero del festival ni de lejos, pero poder perderse entre los arpegios de Kurt Vile en directo y sobre todo tras esos dos últimos discos (“Wakin on a Pretty Daze” de 2013 y “b’lieve i’m goin down…” de 2015) que rayan la excelencia tiene que ser un gustazo que nadie debería perderse. Todo un acierto haberlo colocado justo después de Foo Fighters. Además, es perfecto para descansar un poco después de algo tan movidito.

BENJAMIN BOOKER

Con su segundo disco recién publicado y un debut que sorprendió a todos allá por 2014, el bluesman de sonido garajero promete ofrecer un concierto muy enérgico y lleno de grandes canciones. Una pena que lo hayan puesto a la vez que Green Day porque seguramente perderá mucho público, pero si no os gustan o no os importa perderos un rato, pasaos. No os arrepentiréis.

ALT-J

Sabemos que su segundo disco fue un bajón enorme respecto al debut. No obstante, los adelantos de “RELAXER” tenían una pinta excelente y parecen haber madurado y evolucionado, aunque algunos digan que aburre un montón. Sólo por poder escuchar “Breezeblocks” merece la pena asomarse a verlos. Coinciden con Ryan Adams, así que la decisión es dura, pero si te apetece algo menos clásico, a por ellos.

SPOON

Otros que tienen una lista de trabajos interminable. Este año se han permitido alejarse del rock más guitarrero y adentrarse en terrenos más bailables llenos de sintetizadores con un “Hot Thoughts” que aquí aclamamos desde ya como uno de los mejores discos de pop del año. Los de Britt Daniel tienen años de sobra a sus espaldas como para saber lo que hacen, así que las expectativas son bastante altas.

SLOWDIVE

Grupo icónico de los 90 que decidió volver a juntarse casi 20 años después de su separación en 1995, primero para dar varios conciertos en 2014, y después para grabar un nuevo disco homónimo que ha salido al mercado recientemente. Slowdive son uno de los mayores representantes del dream-pop y no sabemos si esta reunión será algo efímero o un renacer extenso, pero lo que está claro es que nadie debería perdérselos.

AURORA & THE BETRAYERS

Nunca hay que dejar pasar los nombres pequeños en los festivales. Los conozcas de antes o no, siempre es recomendable echarles un ojo y al menos una escucha, no vaya a ser que te pierdas a un grupo tan grande como este. Desde Madrid, Aurora & The Betrayers proponen un acercamiento al soul y al rock que de sonar como en sus discos será un directo soberbio.

FLOATING POINTS

No queremos olvidarnos de la electrónica, un género con bastante presencia dentro del festival, y entre todas las propuestas queremos rescatar la de Floating Points, proyecto de Sam Shepherd que debutó en 2015 con un excelente “Elaenia”, marcado por la electrónica progresiva y las influencias del jazz. Su set tendrá lugar el sábado a última hora, por lo que vendrá perfecto como última propuesta para despedirse del festival.

CAGE THE ELEPHANT

A lo largo de los años han conseguido hacerse un pequeño gran hueco dentro de la escena e incluso han contado con Dave Grohl en la batería en numerosas ocasiones. Cuentan con cuatro discos (su último “Tell Me I’m Pretty” logró alzarse al Grammy como mejor disco de rock) y han pasado por España recientemente, pero si alguien no tuvo oportunidad de verlos, esta es una buena ocasión. Una pena que se solapen con Green Day.

BELAKO

En pocos años la formación de Euskadi se ha ganado un nombre en multitud de festivales en nuestro país con una apuesta sólida y enérgica caracterizada por un sonido que mezcla el post-punk con el rock alternativo y las letrás en inglés con algunos versos en euskera. Una apuesta muy potente y con un carisma como pocos, perfecto para quien no quiera un concierto tan multitudinario como el de Kings of Leon y prefiera mantener la adrenalina después del de Dinosaur Jr.