Siempre intentamos etiquetar todo lo que nos rodea. Queremos colocar bajo el mismo paraguas diferentes temáticas para que nos resulte fácil hablar de un conjunto. Pero a veces erramos al intentar proporcionar una forma concreta a algo totalmente incorpóreo. Platón decía que lo real es imperfecto, que no es más que una representación errónea de un arquetipo ideal. Y es la premisa de la que tenemos que partir para aproximarnos a No Shape, una obra en la que Perfume Genius explora la fragilidad de lo material y lo incongruente de las etiquetas.

“No Shape” es el barroquismo melódico y la perfección de lo incorpóreo

Mike Hadreas ha conseguido concebir el álbum con el que siempre había soñado al ser el que mejor lo define como persona y con el que rompe todo cliché estilístico.

Podríamos afirmar que, con “No Shape”, Mike Hadreas  ha conseguido concebir el álbum con el que siempre había soñado al ser el que mejor lo define como persona y con el que rompe todo cliché estilístico. Es algo que ya logró con “Too Bright”, un trabajo en el que puso de manifiesto la debilidad de su persona y de la sociedad queer a la que representa, pero en esta ocasión busca ir más allá en cuanto a temática. Es interesante observar cómo Hadreas abordó en sus anteriores discos aspectos duros de la vida como la adicción a las drogas, la muerte o el rechazo por ser homosexual; no obstante, a lo largo de “No Shape” se enfrenta a algo nuevo que parece inquietarle aún más: ser feliz.

Fotografía: Fotografía: Inez and Vinoodh

Es interesante observar cómo Hadreas abordó en sus anteriores discos aspectos duros de la vida como la adicción a las drogas, la muerte o el rechazo por ser homosexual; no obstante, a lo largo de “No Shape” se enfrenta a algo nuevo que parece inquietarle aún más: ser feliz.

En Othersidese abre el cielo para dejar caer la figura de un Perfume Genius que se alza como un profeta contemporáneo. ¿Cómo lo consigue? A través de una delicada introducción de piano que deriva en una ruptura mágica y luminosa. Con Slip Away” su figura acaba de materializarse ante nosotros y nos llena de energía, percusiones arrolladoras y unos violines que se complementan a la perfección con los teclados dentro de un conjunto de marcado carácter barroco y el cual se presentará a lo largo del compacto en más de una ocasión. El mensaje está claro: él es feliz y está dispuesto a luchar por una relación que no está bien vista por ciertas personas (“They’ll never break the shape we take”). Tal vez toda la energía y brío del álbum resida en este comienzo tan apoteósico porque, salvo en momentos puntuales, no encontraremos de nuevo este punch. En ese aspecto, “No Shape” me recuerda al “The Bride” de Bat For Lashes, donde la intensidad residía en el apartado lírico mientras que musicalmente las canciones se sucedían entre lo etéreo y lo sensual. Por su parte, Just Like Lovecontinúa con el barroquismo introduciendo los primeros tintes de voces oníricas mientras nos encaminamos al núcleo de un trabajo que se va tornando cada vez más introspectivo: Go Ahead” exhibe cierta oscuridad melódica a la vez que la lírica comienza a elevarse. Hadreas deja atrás hablar de uno mismo para cantar sobre la divinidad y el ser juzgado.

Y aquí sucede algo mágico: la letra se convierte en música. La divinidad de la que se hablaba toma forma melódica en “Valley, tema que empieza lleno de luz y con una guitarra acústica que mutará en un pasaje de frágiles violines y voces corales que se plantean el sentido de una vida incoherente. Wreathse alza como una auténtica joya y la representación del significado global del elepé: Hadreas expresa su deseo de dejar atrás su imperfecto cuerpo, prevaleciendo su pensamiento, algo que parece manifestarse al final, a través de un tramo melódico ruidoso y explosivo. Decía al principio que Hadreas se enfrenta en este álbum a la felicidad, y parece que busca motivos que justifiquen por qué no debería ser feliz. Habla de su cuerpo, habla de la opresión por ser diferente y, en Every Night”, habla de una energía metafísica que le rodea en su hogar, todo ello acompañado de una elegante melodía oscura que se eleva al final gracias a unos violines muy Owen Pallett que optan por renegar de toda dulzura en Choir, donde abrazan la tensión y una vena muy Xiu Xiu de la que ya hizo gala en “Too Bright”.

En “No Shape” prima la incertidumbre ante un futuro aparentemente tranquilo. Hadreas lleva su música un paso más allá, liberándola de cualquier opresión generada por una etiqueta, permitiéndose así en última instancia lograr su mejor álbum hasta la fecha.

Tema tras tema vamos conociendo cada vez más la personalidad poliédrica y atormentada de Mike Hadreas mientras deja claro algo francamente importante: el faro entre la niebla ha sido su pareja, que si bien tiene un tema dedicado completamente a él (la etérea “Alan”), parece estar presente también en la densa y sombría Die 4 You”. Una percusión ciertamente analógica marca el ritmo de un bajo incesante acompañado por teclados y la andrógina voz de Hadreas, en la línea de artistas como Rhye o Arca. A continuación, Sidesllega para que recarguemos fuerzas. Se trata de una composición producida conjuntamente con Weyes Blood y Blake Mills donde se juntan dos mundos: por un lado el preciosismo orquestal de Perfume Genius y, por otro, el pop y las guitarras afiladas de aroma a Tame Impala del binomio restante. Con este chute de energía encaramos un tramo final que funciona como perfecto resumen. “Braidrepresenta las melodías sin forma de las que lo único que sacas en claro es la belleza con la que te transportan a un plano suave y espumoso. En cuanto a Run Me Through”, con ella recordamos que Perfume Genius siempre busca encontrar equilibrio entre lo sensual y lo elegante mientras que, finalmente, en Alan”, Hadreas reflexiona acerca de la persona a quien debe toda la felicidad que ha encontrado sobre una melodía que bebe del post-rock más delicado de Sigur Rós.

Did you notice, we sleep through the night
Did you notice babe, everything is alright
You need me, rest easy
I’m here, how weird”

Este es sin duda un álbum duro, que sigue los esquemas habituales de Perfume Genius: apertura en canal por medio de melodías cristalinas que juegan con lo onírico, la sensualidad y el preciosismo. Sus dos primeros trabajos se caracterizaron por mostrar una naturaleza más intimista y dolorosa, lo cual se transformó en rabia en “Too Bright”. Sin embargo, en “No Shape” prima la incertidumbre ante un futuro aparentemente tranquilo. Hadreas lleva su música un paso más allá, liberándola de cualquier opresión generada por una etiqueta, permitiéndose así en última instancia lograr su mejor esfuerzo hasta la fecha.

Perfume Genius – No Shape

8.8 HOT RECORD

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

Lo corpóreo es imperfecto. Bajo esta premisa se desarrolla “No Shape” de Perfume Genius, un álbum donde se derriban los límites de la música y las letras para dejar que todo fluya con naturalidad dentro de un marco etéreo y barroco, en el que la luz y la oscuridad van de la mano mientras Mike Hadreas hace frente a la incertidumbre de enfrentarse a un futuro feliz.

Up

  • La apertura, apoteósica, con “Otherside” y “No Shape”.
  • “Wreath” y la sensualidad de “Run Me Through”.
  • Querer trasladar la filosofía platónica a trece cortes cuya perfección se basa en la falta de etiquetas que los delimiten.

Down

  • Tal vez “Sides” rompa algo la dinámica del elepé.
  • Es un álbum al que hay que dedicarle su tiempo para asimilarlo al completo.

Compartir