Cuando un grupo se plantea dar el complicado paso de constituirse como banda muchas veces desconocen el producto bruto que poseen sus miembros. Durante esa mágica transición a la profesionalidad muchos conjuntos experimentan un proceso de auto-descubrimiento en el que, de repente, sus miembros se dan cuenta de las capacidades increíbles que pueden llegar a desarrollar.

Algo parecido les pasó a los protagonistas de nuestra entrevista de hoy. Carlos Núñez, Ángel Hontencillas y Celia Juárez decidieron formar su primer grupo en septiembre de 2015 sin un cantante fijo y sin saber muy bien qué camino iba a tomar su nuevo proyecto. De la nada descubrieron que Carlos tenía la voz ideal para liderar este grupo de garage (o garage elegante, como les han llamado algunos) madrileño. Además, fruto de la casualidad y del ensayo, llegaron a la conclusión de que la compenetración entre su voz y la de la batería del trío, Celia Juárez, podía dar como resultado algo que muchas formaciones intentan encontrar, sin éxito, durante toda su carrera musical: estilo propio.

Los madrileños sacaron a las pocas semanas de su formación su primer single, “Dancing Alone”, un trabajo auto-producido y grabado en un garaje con los medios justos. Más tarde sorprendieron al underground local con la publicación de un doble single a principios de 2016, que atraía una mezcla de sonidos garajeros y de rock alternativo. Por último, en agosto de ese mismo año decidieron adentrarse en el estudio para sacar el primer EP del grupo, “No Arts, No Crafts”. Con una creciente profesionalización y con la ayuda de Fran Meneses su EP debut vio la luz el pasado mes de enero.

Carlos, Celia y Ángel han querido charlar un rato con El Quinto Beatle contándonos su historia, gustos y alguna que otra anécdota.

En No Crafts lleváis unos meses de actividad frenética pero, ¿desde cuándo estáis juntos?

Celia: Los No Crafts empezamos en septiembre de 2015 como tal y dimos nuestro primer concierto en octubre de ese mismo año. Empezamos desde el principio con material propio, ya que las semanas antes nos dedicamos a componer hasta que se nos ocurrió un nombre para llamar a todo eso que estábamos haciendo.

Angel: Sí, aunque ya nos conocíamos desde mucho antes. Los años anteriores a formar el grupo siempre nos juntábamos a tocar algunos covers de bandas conocidas.

Unas semanas antes de la salida del EP, Radio 3 os invitó a uno de sus programas. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Ha sido el impulso que necesitabais justo antes de sacar el álbum?

Celia: Fue brutal porque esa semana acabábamos de sacar el disco, teníamos el concierto de presentación y… ¡vaya si se notó! [Risas] En el concierto nos quedamos alucinados porque fuimos capaces de llenar La Palma y unos amigos nos dijeron que había mucha gente que vino porque nos habían descubierto en Entrevista con Julio y les habíamos gustado. Estos pasos tan grandes para un grupo que acaba de empezar te abruman al principio, pero son magníficos.

Ángel: Empezamos a notar que ya hay gente que nos viene a ver sólo a nosotros, porque en 2015 únicamente venían nuestros colegas.

Carlos: Lo único que nos falta es la experiencia del festival, pero hace poquito nos confirmaron para uno que se hará en Lugo en septiembre. Nos hace mucha ilusión el reto de tener gente delante que no te conoce y tener que ganártelos.

Ángel: Para presentar un disco está muy bien el rollo de la sala y es muy bonito pero a mí me mola más el rollo de un festival, porque ahí te la juegas a un cara o cruz y en el momento en el que estamos nosotros es lo mejor.

Desde hace un tiempo hay personas que nos denominan como garage elegante.

El título de vuestro EP juega con el nombre del grupo, pero si te paras a traducirlo ves que significa sin artes, sin artesanías. ¿Tiene algún significado que podáis compartir?

Ángel: Lo propuse porque estudio historia del arte y Arts and Crafts es una corriente artística, así que dándole vueltas me vino el nombre. Creo que representa la filosofía del grupo porque somos personas no muy complicadas y que dicen las cosas de forma directa.

Carlos: Y representa nuestro estilo, mucha gente dice que somos garage, pero ahí entran muchos sonidos, y desde hace un tiempo hay personas que nos denominan como garage elegante. En parte estoy de acuerdo. Tenemos influencias garage pero dándoles una vuelta.

¿Cuánto habéis tardado en tenerlo a punto y sacarlo a luz? ¿Con quién habéis trabajado?

Celia: Pues teniendo en cuenta que nuestro anterior trabajo, el doble single, lo preparamos y a la semana  lo teníamos grabado, este ha tenido un proceso más largo. Lo grabamos a finales de agosto, para el aniversario del grupo, y vio la luz en enero. Todo ha sido porque nos surgieron varias posibilidades, como la opción de grabarlo en vinilo, y queríamos organizarlo bien y currárnoslo. Además este trabajo no lo hemos hecho sólo nosotros, sino que se ha gestado con la ayuda de Fran Meneses.  

Carlos: La verdad es que en comparación con el single debut y el doble single está muy bien. Tengo esa sensación de que me pongo a escuchar lo anterior al EP y empiezo a apuntar un montón cosas mejorables, pero con este EP nos da la sensación de que hicimos todo bien y no le podemos dar más vueltas [Risas].

Una de las cosas que llama la atención de vuestro grupo es esa unificación o correlación entre la voz principal de Carlos y los coros de Celia. ¿Creéis que es uno de vuestro puntos fuertes, sobre todo a la hora de dar más dinamismo a la canción? ¿Surgió por casualidad o es algo premeditado desde el inicio?

Celia: Pues al principio no pensábamos que iba a ir bien. Pero ahora vemos que es uno de los aspectos que dan personalidad a No Crafts.

Carlos: Lo que pasa es que cuando empezamos no quería cantar nadie y me tocó a mí por ser el menos malo [Risas].

Ángel: Di que Carlos canta bien y se lo tenía callado. Para nosotros fue todo un descubrimiento porque hasta que no empezamos con el grupo sólo le oíamos cantar los goles del Real Madrid [Risas]. Y con los coros de Celia hemos tenido la gran suerte de que las voces casan genial y el rollo de chico-chica siempre queda bien. En un principio no lo elegimos, pero ahora que somos conscientes vamos a seguir explotando esta ventaja con respecto a otras bandas garage.

¿Pensáis, en especial Celia, que en el rock hay sexismo? ¿Es más complicado para una mujer, por ejemplo, ser batería de cara a que te tomen en cuenta?

Celia: Sí, es habitual que no te tomen en serio al decir que eres la batería.

Carlos: El clásico de que te pregunten quién es el batería dando por hecho que somos Ángel o yo y que Celia, como muchísimo, es la vocalista.

Celia: Y me toca mucho las narices, porque me han llegado a decir que cómo iba a tocar con esos bracitos, molesta mucho. Sigue existiendo mucho sexismo en la música y puedo contar con los dedos de la mano con las chicas que he tocado. El Día de la Mujer me fijé que de todos los grandes carteles apenas había grupos con mujeres y en algunos festivales españoles, que son gigantes, apenas había un grupo femenino o mixto. Y tampoco consiste esto en reivindicar lo reivindicable, sólo que no te miren raro al decir que estás en un grupo de rock y tocas la batería a pesar de no ser un gigantón fortísimo. Dentro del mundo del pop encuentras más chicas por imagen, pero en el mundo del rock y del trap la cosa va más lenta, aunque parece que ya están saliendo.

¿Cómo son los directos de No Crafts? ¿Igual o aun más dinámicos que los álbumes?

Celia: Más dinámicos porque nos venimos arriba. En el estudio tienes la limitación de que como va a quedar grabado y estará ahí para siempre tienes que tener más cuidado y reprimirte los grititos y la experimentación. El truco de No Crafts es que buscamos un sonido pulcro en el álbum para sorprender a la gente con algo más sucio en directo.

¿Tenéis alguna canción que se haya quedado fuera y que vaya a entrar en futuros trabajos?

Celia: Tenemos dos o tres, pero muchas están en el limbo. Nos gustan pero no lo suficiente y necesitan mejorar. También tenemos canciones que no nos atrevemos a tocar en directo porque todavía les falta algo para que den la talla.

Carlos, ¿un referente a la guitarra? ¿Y a la voz?

Carlos: A la guitarra Carl Barât de The Libertines, aunque también es mi referente como compositor. Y a la voz destacaría (aunque suene algo raro) a Leon Bridges, pese a ser un cantante de soul.

Ángel, ¿a quién destacarías al bajo?

Ángel: Marcus Miller yo diría. Pero no me suelo fijar en nadie porque empecé a mi rollo y me fijo que toco el bajo como una guitarra y no soy muy purista. Me gusta mucho también Alex James, de Blur. Todos hemos escuchado la línea de bajo de “Girls and Boys” y yo cuando escuché eso por primera vez dije: ¡Tengo que ser bajista!

Y tú, Celia, ¿a la batería con quien te quedas?

Celia: Pues tal vez sea porque tengo esta canción metida en la cabeza desde que empezó la semana pero el batería de The Raconteurs me parece increíble. Como ves no me quito “Salute your Solution” de mi mente [Risas].

¿Vallecas o Malasaña?

Todos: ¡Vallecas a muerte!

Carlos: Vallecas para vivir, Malasaña para salir.

Ángel: Tengo que contar una anécdota relacionada con esta pregunta [Risas]. Hace poco unos amigos nuestros, del rollo indie malasañero nos invitaron a ir a un concierto de un grupo que les suele gustar a ellos y nos dijeron que era en Vallecas y alucinamos en colores al relacionar el indie con Vallecas [Risas]. Nosotros somos de ahí y nunca nos habíamos percatado que había una sala indie al lado de nuestras casas.

Celia: Era un poco raro escuchar canciones indies en un barrio tan asociado al heavy y al punk.

Y, por último, ¿un referente para No Crafts?

Celia: Si te digo la verdad no sé qué responderte porque cada uno tenemos nuestras paranoias musicales y es complicado. Mira que es una pregunta que suele caer en las entrevistas pero como ves no hemos estudiado [Risas]. Lo importante es crear nuestro propio estilo y que en unos años algunos como nosotros respondan en su entrevista No Crafts [Risas].

Ángel: Trajano! o ¡Mahalo! me parece que son buenísimos.

Carlos: Veo Trajano! y lo subo a Lois.

Compartir