Fotografía: Derrick Santini

El debut de Meilyr Jones en solitario tras la separación de su banda Race Horses pasó bastante desapercibido a nivel internacional, aunque en esta casa ya hablamos de las virtudes de un “2013” (entre los mejores discos debut del pasado año) que casi podríamos etiquetar de ‘barroco pop’. “2013” no exhibe un pop barroco al uso, sino que va algunos pasos más allá, sacando de la mayoría de sus composiciones la guitarra, el bajo y la batería para aferrase a la orquesta casi exclusivamente.

De las sesiones de dicho álbum, inspirado por el tiempo que Jones pasó en Roma, nacería otra pieza que el galés ha estrenado: “Watchers”. Por supuesto, seis minutos que nos empapan de la esencia orquestal (de 30 músicos) de “2013” mientras se cuenta la historia de un hombre que pierde su amor en el mar y vaga por la costa y acantilados sin cesar con el fin de ver a su amor una vez más (atención también al concepto visual para acompañar la historia). El artista, según recoge, DIY Magazine, ha declarado:

Quería convertirme en este hombre, que continúa mirando al mar en la penumbra con la esperanza de volver a ver al amor que una vez perdió. Mira durante demasiado tiempo, en la noche, y pierde la vista para siempre… Va recurrentemente buscando encontrar algo diferente al pasado, pero lo único que consigue es apartarse más de todo. […] Imaginé la orquesta como el mar, aún turbulento con los pájaros volando como los instrumentos de viento, violines, silbatos que se precipitan hacia abajo y el hombre en el centro.

Watchers, watch out”

Compartir