Fotografía: http://www.xxlmag.com/

Cabe recordar de antemano que, aunque fuera a priori un álbum de descartes, “untitled unmastered.” se publicaba hace justo un año, en marzo de 2016, y sin embargo ya nos toca hablar de un nuevo larga duración de Kendrick Lamar.

No obstante, este compacto sí vendría a ser el verdadero sucesor del colosal “To Pimp a Butterfly” (2015) y se situaría en un plano bien diferente, según ha confesado el de Compton en una reciente entrevista con T: The New York Times Style Magazine. El rapero ha definido este nuevo disco como “muy urgente” y explica que mientras “el “To Pimp a Butterfly” trataba el problema, ahora me encuentro en un espacio en el que ya no abordo el problema”. Añade, además, algo a tener muy en cuenta para saber por dónde irán los tiros: “Estamos en una época en la que excluímos un componente importante en esto a lo que llamamos vida: Dios”.

Más adelante matiza:

Algún día quizás tenga una hija. Y esta pequeña niña en particular va a crecer. Va a ser una cría que adore y siempre la querré, pero va a llegar un punto en el que ella experimente cosas. Y va a decir o hacer cosas que quizás no condone, pero es la realidad y sabes que iba a llegar a eso. Y es inquietante y molesto. Pero tienes que aceptarlo. Tienes que aceptarlo y tienes que tener tus propias soluciones para averiguar cómo tomar el control .

Cuando digo “la niña pequeña” es la analogía de aceptar el momento en el que ella crezca. Amamos a las mujeres, nos encanta su compañía. Y en algún punto podría tener una hija que crezca y que me hable sobre sus compromisos con algún hombre, algo que la mayoría de hombres no querrían escuchar. Aprender a aceptar eso y no huir de ello. Así es como quiero que se sienta este disco.

Si bien hemos mencionado que sólo ha pasado un año desde “untitled unmastered.” y dos desde “To Pimp a Butterlfy”, recordemos que el rapero no ha estado quieto ni un momento, colaborando en las últimas obras de Beyoncé, A Tribe Called Quest, The Weeknd

Compartir