Fotografía: http://www.spin.com/

Este viernes 24 de febrero se publicaba, en un principio y entre otros tantos, el nuevo álbum de Dirty Projectors, que promete un volantazo o, expresándolo de otra forma, un nuevo comienzo, y precisamente eso ha querido dejar patente David Longstreth, según ha explicado, al titularlo de manera homónima al proyecto.

Recapitulando brevemente, este compacto de Dirty Projectors (el primero desde “Swing Lo Magellan” de 2012) se ha ido constituyendo a través de exactamente cuatro anticipos previos.

En primer lugar llegó “Keep Your Name” para exhibir una pequeña muestra del viraje sonoro de David Longstreth. No obstante, el asunto ha ido en aumento debido a “Little Bubble” y, sobre todo, a “Up in Hudson” (con ese saxofón en comunión con las modulaciones vocales que pueden recordar al reciente “22, A Million” de Bon Iver) y “Cool Your Heart”, donde hemos visto el lado más pop de Longstreth en una colaboración con D∆WN co-escrita por la mismísima Solange.

Han sido cuatro años, siete meses y once días, ¡tiempo suficiente! Tres días antes, las prerreservas están disponibles y el disco en las tiendas. “Dirty Projectors” se publica hoy.

A continuación adjuntamos el streaming de “Dirty Projectors” desde Apple Music y Spotify.

Compartir