Fotografía: http://www.joaquinsabina.net/

Aunque Joaquín Sabina lo niegue todo, lo cierto es que se ha quitado unos cuantos años de encima con este nuevo disco. La mano de Leiva se nota en cada rincón sonoro de los dos adelantos que hasta el momento han trascendido de este trabajo.

Recordemos que no es la primera vez que el jienense se rodea de músicos más jóvenes para vestir sus letras. Desde los 80, cuando se juntó con La Orquesta Mondragón, lo que después daría lugar a aquel mítico disco de directo “Sabina y Viceversa”, hasta la colaboración de los propios Pereza para su “Vinagre y Rosas” pasando por Los Rodríguez –juntos y por separado con Andrés Calamaro- o trabajando mano a mano en la composición con casi contemporáneos como Fito Páez o Serrat.

En esta ocasión, más que una colaboración la idea ha sido darle el timón de toda la producción a Leiva, que ha apostado por sus hombres de confianza, dejando de lado a los eternos acompañantes del cantautor: Pancho Varona y Antonio García de Diego. En concreto, los bajos los ha grabado Candy Caramelo –bajista entre otros muchos de Calamaro–; de las guitarras se ha encargado el propio Leiva, al margen de alguna colaboración de Ariel Rot y Carlos Raya, y de los teclados César Pop. Además, las baterías han corrido a cargo de Niño Bruno, otro habitual en los dos últimos trabajos del madrileño.

Dos adelantos: dos personalidades

Todo esto se nota en las dos primeras canciones que han trascendido. El primero de los adelantos, “Lo niego todo”, podría ser la biografía musical del genio de Úbeda. La letra es un arreglo de Sabina sobre un poema de Benjamín Prado y el resultado no podría ser mejor. Cada momento de su trayectoria, con sus subidas y bajadas, queda reflejado en la letra. Por ponerle una pega, quizá el estribillo es un poco almibarado, pero la excelsa letra compensa con creces todo lo demás.

En cuanto a “Lágrimas de mármol”, el resultado se parece peligrosamente al estilo de Leiva, sobre todo a sus tres discos en solitario. Los arreglos de metales, las guitarras con trémolo y ese aroma a Big Band, a Tom Petty a la española, es lo que se respira en el segundo anticipo de este disco. Un tema pop, más pegadizo que nunca y que supone la simbiosis perfecta entre ambos artistas.

Visto lo visto, podemos hacernos a la idea de que “Lo niego todo” será un disco al estilo de Leiva con las siempre acertadas letras de Sabina. Poco más de un mes para que salga y ya estamos impacientes.

Tracklist “Lo niego todo”:

  1. “Quien Más, Quien Menos”
  2. “No Tan Deprisa”
  3. “Lo Niego Todo”
  4. “Postdata”
  5. “Lágrimas de Mármol”
  6. “Leningrado”
  7. “Canción de Primavera”
  8. “Sin Pena Ni Gloria”
  9. “Las Noches de Domingo Acaban Mal”
  10. “¿Qué Estoy Haciendo Aquí?”
  11. “Churumbelas”
  12. “Por Delicadeza (with Leiva)”