Fotografía: Tim Boddy

Como cada año, la BBC ha dado a conocer las que son, según ellos, críticos y diversas figuras de la industria musical británica, las mayores promesas de cara a este recién empezado 2017, bajo su proyecto BBC Music Sound Of.

Sin duda, llama la atención que dentro de la clasificación final los cinco artistas comparten un espectro sonoro que abarca, en general, mucho R&B y rap. Cabe destacar que se han quedado fuera, para muchos incomprensiblemente, nombres como Anderson .Paak (quizás el caso más chirriante dado su excelente “Malibu”, incluido entre nuestros mejores discos internacionales y de R&B y soul de 2016), el jovencísimo Declan McKenna, Cabbage o The Japanese House.

Así, la londinense Ray BLK se ha alzado con el primer puesto gracias a su EP “Durt” publicado en octubre de 2016, seguida por el hombre coctelera de géneros Rag‘n’Bone Man, de quien más que probablemente ya hayáis escuchado en alguna radio o en la publicidad de Spotify el exitoso “Human”. RAYE, de tinte más popero, Jorja Smith y el hip-hop de Nadia Rose completan la selección de cinco nombres triunfadores.

Pese a que ya hemos mencionado algunas propuestas destacadas que se han quedado fuera, no es la primera vez que ocurre, y mismamente el pasado 2016 triunfó un Jack Garratt que poco después publicaba su primer disco “Phase”, suspenso para esta casa. Más cantoso pudo ser un 2015 con Years & Years y James Bay en primera y segunda posición respectivamente, desbancando a Shamir, Shura, Slaves, SOAK, Sunset Sons, Wolf Alice o incluso Låpsley (SOAK y Wolf Alice firmaron dos de los mejores debuts del año).

Si miramos un poquito más atrás, Sam Smith (prototipo de artista del gusto de la industria británica en los últimos años) superó a Chance the Rapper, Sampha, FKA twigs o Royal Blood. 2013 fue el año de las HAIM (por delante de Laura Mvula, Chvrches, King Krule y Savages) y, por último, fijándonos en 2012, Michael Kiwanuka fue el galardonado por delante de Frank Ocean (ambos han concebido dos de los mejores discos internacionales del año con “Love & Hate” y “Blonde” respectivamente), Azealia Banks o Skrillex, entre otros.

Como podemos ver, con el paso de los años muchas de las elecciones del BBC Music Sound Of acaban cayendo por su propio peso y otras acaban despegando, pero vale la pena introducirse un poco en lo que ha sucedido este último lustro y/o década para ver cómo han ido evolucionando diferentes artistas y bandas.