El Resurrection Fest 2017 avanza el grueso de su cartel

Rammstein encabeza una tanda de 64 nombres que abarcan prácticamente todos los subgéneros del metal



La organización del Resurrection Fest adelantó hace dos semanas nada menos que 64 de las bandas que conformarán el cartel de su próxima edición, que se celebrará los días 5, 6, 7 y 8 de julio en Viveiro, Lugo. Tras un éxito abrumador en su anterior edición, con Iron Maiden como gran atractivo, el festival gallego especializado en heavy metal, punk y todas sus variantes habidas y por haber tiene la difícil tarea de igualar las cifras del año pasado, con 85.000 asistentes.

Para ello contarán con una actuación en exclusiva: la única fecha de Rammstein en la península ibérica en 2017. Los gigantes alemanes encabezan una larga lista de bandas que tocan prácticamente todos los palos dentro de los sonidos duros y pesados del metal, el hard rock y el punk. Les acompañan por ejemplo los legendarios Rancid, Suicidal Tendencies, el folk-punk de Dropkick Murphys, que están a punto de sacar nuevo disco, o los hijos predilectos de AC/DC, Airbourne.

En el apartado más puramente metalero destacan dos grandes nombres del folk-metal como Korpiklaani y Eluveitie, el metal extremo de Arch Enemy, el death melódico de The Black Dahlia Murder, el metalcore de Architects o el djeng progresivo de Animal As Leaders, mientras que los noruegos Mayhem y Taake representarán a la sección black metal. Los hardcoretas y thrasheros tendrán su ración de pogos por doquier con bandas como Agnostic Front, padrinos del hardcore neoyorquino, los angelinos Terror, Snapcase, Comeback Kid o los clásicos del punk rock The Bouncing Souls.

Otro de los grandes alicientes de esta edición será la incorporación del ‘Desert Stage’, un escenario temático dedicado por entero al stoner rock, el doom metal y todos los sonidos desérticos y graves de esa familia que tanto gusta por aquí. En él, muchísimo nombre destacado, desde los míticos Pentagram o nuestros queridos Truckfighters, hasta Orange Goblin, Conan, Red Fang o los islandeses The Vintage Caravan. Sin olvidarnos de una banda autóctona que pisó The Cavern hace bien poco: Bala.

En resumen, una cita ineludible para todos los amantes de los sonidos pesados, a la que aún faltan por añadir más de una treintena de nombres, incluyendo algunos que acompañen en las letras grandes a los germanos en esta próxima edición del Resurrection Fest.

error: ¡Contenido protegido!