“Algo Real”, el reciente LP de los pamplonicas Kokoshca, ha supuesto una más que grata sorpresa por parte de un 2016 ya cerca de expirar, incluso para los que llevamos esperando un nuevo trabajo de la banda desde aquel estupendo “Hay Una Luz” (2013). Así, aunque la espera ha sido larga, Iñaki, Amaia y compañía han sabido mantenerse al margen de las expectativas de unos cuantos amantes del pop patrio y regresar con un disco de sonido elaborado pero directo.

En realidad, la espera no fue tan larga, ya hace meses pudimos escuchar aquel single “Corazón Caliente / Corazón de Hielo” que recogía muy nítidamente la dualidad en todas sus manifestaciones que caracteriza la música de la banda. En cualquier caso, y aunque el resultado supera el notable, no hace falta ponernos exquisitos y tratar de darle demasiadas vueltas a sus composiciones, éstas entran a la primera, como buenos pildorazos de pop. Como recomendación personal, para todos aquellos que aún no lo hayáis hecho, os diría que no dejéis pasar ni un minuto para poner a “Algo Real” (y Kokoshca) en vuestras vidas. Si os ha molado, seguro que queréis volver para saber un poco más sobre el disco y la lectura que de él hace Iñaki, guitarra y vocalista del grupo.

En la nota de prensa se dice que con “Algo Real” volvéis más oscuros, pero también más sabios. ¿Realmente os sentís así? ¿Sentís que este disco ha supuesto un paso adelante en cuanto a vuestra madurez como grupo?

Pues en realidad no. Sí que es verdad que quizá el disco haya supuesto un punto de inflexión en el aspecto sonoro y técnico, que tengamos mayores recursos… pero en madurez o complejidad no creo que hayamos cambiado. No hemos escrito nosotros esa nota de prensa y la respuesta es que no.

¿Cabe hablar de ‘algo real’ o de lo real utilizando un instrumento como el pop, o es más fácil caer en la impostura?

Uf, vaya pregunta, tronco. Yo creo que sí, la realidad puede estar en cualquier lado, te la puedes encontrar en cualquier sitio, también en el pop.

El título “Algo Real” aparece varias veces citado a lo largo de las canciones del álbum. ¿La intención era que el disco respondiera a alguna especie de concepto?

No, no. Lo cierto es que el titulo del disco salió al escuchar las canciones, se repetía la palabra real y decidimos llamarlo así, no fue algo premeditado ni había ningún concepto detrás.

Buscamos de forma deliberada esa dualidad porque pensamos que así es la realidad y que las personas estamos llenas de contradicciones.

En una entrevista hace unos cuatro años citabais “Born On Fhe Floor” como una canción que os gustaría versionar. Ya lo habéis hecho y supongo que no habrá sido fácil adaptar la letra al castellano. ¿Estáis satisfechos con el resultado?

Sí, la adaptamos en “Yo Nací”. La letra fue surgiendo poco a poco, no sé. The Make-Up hablan un poco de la historia de los Estados Unidos. Svenonius [vocalista de The Make-Up] es un comunista y se refiere a algunos episodios como la guerra de Angola y decidimos adaptarla trasladándola a nuestro país. Sobre todo quería referirme a una cosa que Svenonius dice sobre el rock, lo critica por estar inserto en el capitalismo y demás. Yo digo, vale, pero aquí no hemos tenido siglo veinte. “Yo nací en el 66, allí estaba el Revolver y aquí el garrotevil. Quiero decir, estábamos muy atrasados respecto al resto de países europeos y respecto a Estados Unidos. Ya sabes, el rock, el revólver, tenían el «Revolver” [el disco de The Beatles] y aquí andábamos varios años por detrás de todo eso. Va un poco por ahí la canción y estamos muy satisfechos, sí…

Siguiendo con ese enfoque social, la verdad es que nunca había apreciado en vuestras letras una lectura política, pero acabo de ver que La Razón define “Algo Real” como un disco de espíritu antisistema. ¿Qué puedes decir de esto?

[Risas] Sí, lo he leído también. Lo de la política es algo raro, quiero decir, definir qué es lo político es algo complejo y no sé si nuestra música lo es, aunque en este caso sí es cierto que teníamos algunas piezas más sociales o generacionales como la que has comentado antes. Y, ¿qué pasa si el disco es antisistema? No lo sé, a lo mejor el sistema es anti-nosotros.

entrevista-kokoshca-noviembre-2016-2

Y siguiendo con las dicotomías, estas no aparecen en las letras solamente en ese doble plano individual-colectivo, sino en una actitud más introspectiva y reflexiva y otra más alborotada y nocturna. ¿Se debe a un reparto de los roles en la tarea de composición entre Amaia y tú?

Sí, responde un poco a ese reparto que dices porque, bueno, a veces lo hago yo, a veces lo hace ella o vamos los dos a piñón. Y sí, a partir de ahí nace esa dualidad que buscamos de forma deliberada porque pensamos que así es la realidad y que las personas estamos llenas de contradicciones.

A pesar de la dualidad que manifestáis tanto lírica como musicalmente al final me queda la sensación de que este “Algo Real” tiene un aspecto más homogéneo que aquel “Hay Una Luz”. ¿Esto está trabajado desde el estudio o ha salido así naturalmente?

Pues mira, la verdad es que el productor de ambos discos es el mismo. La diferencia es que “Hay Una Luz” tardamos en grabarlo unos tres meses, poco a poco, y “Algo Real” lo grabamos en tres días. Entonces, lógicamente, la forma de trabajar ha sido distinta, la diferencia responde a eso, no hay ninguna otra intención oculta.

Pienso que quizá “Hay Una Luz” sea algo más accesible pero, ¿confiáis en llegar a un público mayor con este nuevo lanzamiento o sólo os preocupáis de seguir haciendo algo real?

[Risas] Si te digo la verdad no creo que importe tanto la música, si esta es más o menos accesible… Por ejemplo, Animal Collective los conoces, ¿no? Digamos que han generado una especie de hype y yo no diría que son muy accesibles, ¿verdad? Quiero decir que al final eso son cuestiones de marketing. No creo que tenga tanto que ver el mensaje artístico y musical, puedes hacer un pop muy accesible y tal y que no te conozca nadie. Es importante en qué medida controlas un poco lo otro, la opinión que tienen de ti los medios, Internet… Al final somos bastante gregarios y siempre te vas a fijar en lo que te pincha tu amigo, etc. Tampoco sabría explicarlo, es un poco un misterio, pero sé que no depende tanto de lo musical…

Quizá el disco haya supuesto un punto de inflexión en el aspecto sonoro y técnico, pero en madurez o complejidad no creo que hayamos cambiado.

La letra de escultor con frases como “la vida es eso que pasa de pronto”, “la gente en la calle no es tan real” parece apostar por la sencillez de lo real en lugar de complicarnos la vida con artificios e historias. Creemos que sois una banda bastante transparente y de ir al grano. En contraposición a esto, ¿creéis que en lo que se ha llamado escena indie española abundan las bandas postizas y efectistas?

Sí, claro, es lo que más abunda, por supuesto, pero tampoco nos gusta ni queremos ir de auténticos, eso lo consideramos algo contradictorio, pero bueno está claro que la sinceridad es importante. Y ya que me has sacado “El Escultor” te diré que va de una persona que fabrica muñecas hiperrealistas de látex. A veces la gente no lo entiende, pero si vuelves a escucharla sabiendo esto…

Ah claro, empieza con eso de «el tiempo se estira como silicona”

Sí, habla de una persona que en el fondo no tiene ninguna relación con los demás y admira a esas muñecas tan perfectas que fabrica y que le parecen mucho más reales que lo que hay fuera… Básicamente se las folla, eso es lo que hace [Risas].

En ese ir al grano parece que muchas veces dais con la tecla adecuada y no es difícil leer por ahí que canciones como “La Fuerza” son auténticos himnos generacionales. La pregunta es si lo veis exagerado y si abordasteis su composición con esa intención.

Exagerado, por supuesto, pero está guay que la gente lo vea así. Significa que has hecho algo que ha gustado a muchas personas. Gente, a lo mejor diferente, que se siente muy identificada con lo que escribimos y tocamos…

Bueno, eso es todo, enhorabuena por el disco y mucha suerte con la gira.