Darle al play a este disco supone adentrarse en un mundo de sueños. Un lugar donde el dream-pop es el protagonista y mediante el cual se da pie a un espacio acogedor, suave e incluso tierno, pero en el que tampoco se deja de lado la tenebrosidad. Los culpables del sonido de este elepé son el dúo sevillano Escuelas Pías, el cual nació tras la desaparición de Sundae y formado por Cristian (integrante de Blancanova) y Davis.

El grupo aborda su primer largo, “Nuevas Degeneraciones”, once temas de base pop pero en los que encontramos influencias puramente electrónicas que se trasladan al dream-pop más auténtico y que viajan por momentos hasta el shoegaze. Ellos definen esta confluencia de estilos como una sonoridad de synthgaze meláncolico, ya que a pesar de transportarnos entre nubes a nivel sonoro, la parte lírica juega a atarnos en territorios más oscuros y duros, llegando a tratar temas como la soledad.

 “Nuevas Degeneraciones”: sintetizadores al servicio de la creación de sensaciones

Once temas de base pop pero en los que encontramos influencias puramente electrónicas que se trasladan al dream-pop más auténtico y que viajan por momentos hasta el shoegaze.

Escuelas Pías tienen como hogar discográfico El Genio Equivocado, por lo que es fácil establecer lazos entre su música y la de grupos que forman o han formado parte de la alineación del sello, como es el caso de Odio París. Alguno de los sonidos y sobre todo las letras de Cristian y Davis os recordarán por momentos a la música de los barceloneses Odio París, aunque quizá echéis en falta (o no) el añadido de distorsión sobre las guitarras que ofrecen los segundos. Si echamos un ojo hacia el extranjero, encontramos en su música influencias que recuerdan a New Order, Cocteau Twins y sobre todo a Beach House en lo que se refiere a la creación de atmósferas. Escuelas Pías han creado un mundo onírico que se debate entre la luz y la oscuridad. Sus canciones se componen de dos planos: uno, a nivel lírico, en el que lo oscuro y tenebroso toma parte y en el que se reflejan los sentimientos, miedos e inseguridades. Mientras, el plano sonoro se encarga de crear un ambiente que te hace viajar, olvidar y quitar peso a las situaciones cotidianas.

En definitiva, hablar de Escuelas Pías es hablar de un pop de base clásica pero en el que cada tema hace un guiño a diferentes influencias, recursos y estilos, y en el que a pesar de girar hacia diferentes referentes, la voz se mantiene intacta como hilo conductor a lo largo del disco. De carácter lánguido y suave, se mueve en un segundo plano con el propósito de complementar el panorama sonoro sin interferir en la atmósfera creada mediante el uso de sintetizadores y cajas de ritmo.

escuelas-pias-nuevas-degeneraciones-2

Escuelas Pías han creado en “Nuevas Degeneraciones” un mundo onírico que se debate entre la luz y la oscuridad.

Dispuestos a viajar hacia el mundo ensoñador propuesto en “Nuevas Degeneraciones” comenzamos nuestra andadura con “Maldad en la Residencia”, la cual sirve de introducción al panorama sonoro y evoca el estilo espacial y contemplativo que se desarrollará a lo largo del disco, dando así lugar a una sonoridad que recuerda a Beach House pero en la que los sintetizadores se presentan más robustos, más crudos. Cruzando la barrera de las presentaciones llega “Temporal”, un tema en el que el factor rítmico cobra importancia y se van dando pasos hacia una composición más profunda. Aquí, Escuelas Pías nos hacen rememorar aquellos momentos en los que creemos que una situación es temporal y al final acaba atrapando nuestras vidas, esas situaciones en las que nos hacemos pasar por alguien que no somos y queremos huir pero no podemos.

Canción tras canción la intensidad se va incrementando hasta llegar a “Devil D”, que con su potente estribillo podría hacer bailar hasta al más aislado de la sociedad. Y hablando de aislamiento es con “Hikikomori” con la cual se expresa el hermetismo más extremo. Este corte se presenta como una reflexión del conocido fenómeno ‘hikikomori’, basado en el aislamiento social y que hoy en día está más que presente en la sociedad del siglo XXI. En su letra se hace referencia a lo ‘bien’ que se está entre cuatro paredes (en un lugar del cual no hay que escapar) y al hecho de ver a la familia como un ente de alquiler con el cual te relacionas cuando es necesario. Tras una reflexión sobre aquellos que han decidido apartarse de la vida social llega “Todos los Santos”, en la que la tristeza se manifiesta a través del recuerdo de historias que son parte del pasado y estados de ánimo que nos hacen vagar como alma en pena.

“Nuevas Degeneraciones” es un disco con el que cerrar los ojos, dejar que la imaginación se adueñe de nosotros y decida jugar con lo que estamos escuchando, transportándonos hasta los lugares más recónditos de nuestros sentimientos.

Aparte de la soledad y la individualidad, que son conceptos que cada vez invaden más nuestro día a día, Escuelas Pías han querido hablar del error, del desastre personal y del placer que surge cuando te sientes con la fuerza suficiente para que nadie te pare. Eso es “Otoño de Revolución”, un manifiesto sobre el error ajeno y personal y sobre aquellos que deciden cambiar mediante una revolución propia y armarse de valor para dejar atrás la cobardía.

Tras la potente “Otoño de Revolución”, “Sierras” viene dispuesta a transportarnos a ese mundo paralelo donde podemos dejar de lado los problemas por un momento y disfrutar de la atmósfera musical, simplemente disfrutar. Y sin abandonar ese lugar, nos trasladamos hasta “Los Márgenes”, en la que además se suman al entorno las guitarras dreamy tan características de la música de Beach House. En ella se trata aquello que se encuentra al margen de la historia, pero al fin y al cabo la vida se trata de elecciones constantes y de decidir qué queremos en nuestras vidas y qué no. Por eso, al igual que decidimos para nuestra vida, decidimos para nuestra música y Escuelas Pías deciden viajar de Beach House a los elementos más New Orderianos en “Zoo” y “La Ciencia del Iluso”, que se impregnan de electrónica sin dejar de imprimir emociones en cada uno de sus acordes. Escuelas Pías explotan al máximo los recursos instrumentales para recrear imágenes de lugares lejanos e íntimos, y con la intimidad cierran el elepé. “Invencibles” surge de lo más interior y descubrimos en ella un corazón que a pesar de todos los males del mundo lucha por seguir latiendo con una fuerza invencible.

En conclusión, “Nuevas Degeneraciones” es un disco con el que cerrar los ojos, dejar que la imaginación se adueñe de nosotros y decida jugar con lo que estamos escuchando, transportándonos hasta los lugares más recónditos de nuestros sentimientos.

Escuelas Pías – Nuevas Degeneraciones

7.2

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

“Nuevas Degeneraciones” es la banda sonora que deberíamos poner a ese estado pensativo y dubitativo en el que nos cuestionamos todo desde una postura pasiva. Con elementos que recuerdan a New Order y Beach House, explotan al máximo los recursos instrumentales para crear sensaciones e invitar, en cierto modo, a la introspección.

Up

  • Con su dream-pop ensoñador son capaces de transportarte hacia lugares inhóspitos.
  • Aunque la base de sus canciones es pop, combinan diferentes influencias que hacen del disco una obra jugosa.

Down

  • En ocasiones es difícil averiguar qué dicen las letras por el carácter lánguido de la voz.
  • Quien no esté acostumbrado a estos estilos encontrará canciones que pueden ser demasiado similares a nivel sonoro y puede acabar resultando monótono en cierto punto.