Se acerca el final de este apasionante 2016 en lo que, por lo menos, al plano musical se refiere. Las listas de mejores discos internacionales, nacionales y debuts, entre otras, empiezan a asomar, y con ello (como siempre) arrancan las especulaciones sobre cuál será el disco del año, quién será la banda o artista más destacado esta vez, qué género nos habrá entregado mejores obras y un sinfín de variables que hoy no nos atañen, puesto que aquí estamos para recopilar los mejores discos que en EQB hemos analizado durante el mes de octubre. En esta ocasión el hip hop ha ganado peso, pero otros como Bon Iver, Vektor o Solange no sólo se postulan como personalidades a tener muy en cuenta de cara a este mes sino a esas listas generales que veremos dentro de muy poco. El proyecto conjunto de Hamilton Leithauser y Rostam, Truckfighters y Public Access T.V. son otros de los protagonistas de una lista, como siempre, realmente apetecible y a la que damos paso de forma inmediata.


 

Bon Iver

bon-iver-22-a-million-1

Bon Iver da un paso adelante con un álbum vanguardista, en el que se reinventa pero manteniendo el protagonismo de la voz, esta vez bañándola en modulaciones y rodeándola de melodías en constante ebullición y un trasfondo lírico en el que explora la condición humana y la constante dualidad a la que se enfrenta el ser humano: el uno entre el millón, el amor y el abandono y, finalmente, la vida y la muerte.

Danny Brown

Tras su acercamiento a un hip hop más comercial en “Old”, Danny Brown presenta su álbum más experimental y maduro hasta la fecha, cargado de bases experimentales, flows increíbles y sobre todo, muchas drogas. Una exhibición de atrocidades en toda regla.

Vektor

La dirección que toma la banda en su nuevo trabajo es ascendente, aunque se mantiene cohibida por la forma. Hay algo más de experimentación aunque no sea el eje del producto, lo que consagraría la creatividad musical. En calidad y puesta en escena se llevan un diez, lo que todos atribuimos a las bandas clásicas de metal técnico.

Solange

Con “A Seat at the Table”, Solange se desprende no sólo de la sombra de su hermana, sino de también de su propia máscara, todo para mostrarse ante nosotros como una mujer completa, madura y con muchas cosas que decir. Un salto de calidad increíble con respecto a sus anteriores trabajos que sin duda pasa ya a formar parte del paseo de la fama de la historia de la música negra.

Truckfighters

Llorad de felicidad, amantes del stoner rock: Truckfighters han vuelto, y además lo han hecho con un genial quinto disco, tan potente como un camión tráiler. Ya lo dijo Josh Homme: “the best band that ever existed”.

Hamilton Leithauser + Rostam

Dicen que la unión hace la fuerza y en el caso de Hamilton Leithauser + Rostam parece cumplirse. El ex The Walkmen y el ex Vampire Weekend se atreven con un proyecto juntos en el que dan un repaso a las primeras décadas de la música moderna a través de diez canciones llenas de historias, melancolía, alegría y una instrumentación sorprendentemente rica.

Public Access T.V.

Public Access T.V. entregan con “Never Enough” uno de los debuts más prometedores de los últimos años. Una colección de canciones divertidas y enérgicas que, sin ser nada nuevo, rebosan frescura, dada la habilidad compositiva de John Eatherly para con las estructuras y la integración de diferentes estilos, en la que resulta una seductora propuesta musical.

Futuro Terror

Futuro Terror se han sacado de la manga una secuela de su muy digno primer álbum que pule un poco la fórmula y, con algo de suerte, les servirá de trampolín para sus futuras innovaciones. Su sonido es ahora más fresco y valiente, y este disco resulta ser mucho más recomendable de lo que podría parecer.

Ogun Afrobeat

“Koko Iroyin”, segundo álbum de Ogun Afrobeat, es una fiesta de afrobeat, género que mezcla la música negra surgida en Norteamérica, como el jazz y el funk, con ritmos africanos acompañados normalmente de percusión, derivando en composiciones salvajes y muy enérgicas.

Skepta

Skepta consigue con este “Konnichiwa” saludar a las altas esferas, tanto sociales como musicales, desde la crítica subversiva a un ambiente en el cual no se siente cómodo y al cual ataca con elegancia y agresividad dentro de un trabajo que, dualmente, sirve tanto para condecorar al grime como para tener en consideración la osadía de un artista que ya ha conseguido hacerse con el lugar que tanto ansiaba.

Mac Miller

Mac Miller ata cabos de colores entre la intimidad y el universo con un “The Divine Feminine” que lo descubre en la versión más madura, vulnerable y asertiva de sí mismo, luchando entre la espada de sus ansias de ascensión y la pared del legado intemperante que lo subió tan arriba y desde tan alto lo dejó caer.

Nick Waterhouse

Nick Waterhouse presenta su tercer trabajo: “Never Twice”. El cantante y guitarrista californiano sigue insistiendo en rescatar fórmulas sonoras cargadas de rhythm & blues, jazz, y soul. Elegante cocktail que da como resultado una de las obras más personales dentro del panorama musical actual.