Kendrick Lamar charla por primera vez con Rick Rubin sobre «To Pimp a Butterfly», «Alright», su futuro…

También confiesa la influencia de Eminem y habla sobre su próxima aventura de estudio, la posibilidad de un disco sin rapear...

Kendrick Lamar es el protagonista de la portada del ‘The Holiday issue‘ de la GQ Style, y para la historia que acompaña a la revista han decidido sentar juntos al artista californiano y al histórico productor Rick Rubin, quien no sólo ha pergeñado obras destacadas de artistas y bandas como Red Hot Chili Peppers, Danzig, Mick Jagger, Tom Petty, AC/DC, Johnny Cash, Weezer o Metallica entre otros, sino que dentro del mundo del hip hop ha trabajado con figuras como los Beastie Boys, Kanye West o Frank Ocean, por lo que desde luego este género no es nada nuevo para él, al contrario de lo que pueda pensar un lector que sólo lo identificara con el rock o el pop.

Durante la charla, ambos han discutido sobre la transición entre los primeros trabajos de Lamar hacia la explosión que ha supuesto “To Pimp a Butterfly”, cómo le afecta en el proceso creativo lo que la audiencia espera de él, la canción “Alright” (que Rubin considera el himno protesta de nuestra generación), la influencia de Eminem, el hábito de meditar durante 30 minutos todos los días o su propio futuro como artista.

Acerca de la influencia de Eminem cuando era un niño confiesa:

Me inspiré cuando estudiaba a Eminem mientras era un crío. Cómo entré en un estudio fue simplemente curiosidad. Me encantaba la música, pero fue curiosidad. El día que escuché el disco «The Marshall Mathers LP” me quedé: ¿Cómo hace funcionar eso? ¿Qué está haciendo? ¿Cómo une esas palabras de esa forma? ¿Cuál es la clave debajo de eso? Y después pensé: ¿Por qué no voy a un estudio y lo veo? Así que lo hice.

También habla sobre su futuro como un artista en constante evolución:

Siempre habrá parte de mi ADN en la música que haga. Pero yo, como persona, crezco. Soy como un camaleón, ¿sabes? Es un regalo pero a la vez una maldición para mí. Pero más un regalo, porque nunca puedes encajarme. Mi habilidad para expresarme y seguir conectando allá donde voy, ese es mi punto fuerte. Es algo de lo que estoy realmente orgulloso.

Por supuesto, también dejó pinceladas sobre su próximo disco, y parece que Rubin ha empezado a trabajar con él:

Tengo ideas y una dirección de por dónde podría ir. Pero quiero ver qué pasa. Quiero poner toda la pintura en una pared vacía y ver hacia donde va. A lo mejor puedes ayudarme con eso.

También expresó que podría en algún punto atreverse con un álbum en el que no rapeara. Algo que no debería sorprendernos de un artista que exhibe cada vez influencias más diversas adaptándose, tal y como él expresa, como un camaleón:

Sí, estoy confiado sobre eso. Si puedo dominar la idea y tener el tiempo suficiente para acercarme a ella de la forma correcta, creo que puedo hacerlo.

Puedes leer la entrevista al completo aquí y ver el vídeo de 50 minutos que GQ ha publicado. Una nueva aproximación a lo que sobrevuela la mente de uno de los mayores artistas que este joven siglo está viendo crecer.

error: ¡Contenido protegido!