Vamos a empezar por lo fácil: Futuro Terror no han reinventado la rueda con “Su nombre real es otro”, pero ¿qué necesidad habría? ¿Qué tiene de malo que un grupo venido de un excelente debut (homónimo) decida ahondar en sus propias bases para volver con todavía más gancho?

Lo cierto es que el power trio alicantino ha decidido mantenerse fiel a su línea, y eso es algo que quienes disfrutaron del anterior álbum agradecerán, sobre todo viendo que este refinamiento de la fórmula trae consigo un par de detalles novedosos. Futuro Terror no se ha andado con florituras, y nos traen de vuelta su punk-rock con regusto ochentero de letras ácidas, en un elepé de 13 temas grabados en directo y del tirón para mantener ese toque inmediato tan distintivo que apenas suman 26 minutos (la media de duración de los temas no excede los 120 segundos). ¿El secreto? Más variedad, más pegada y más Futuro Terror.

futuro-terror-su-nombre-real-es-otro-2

Futuro Terror: sacando el punk de la tumba

Futuro Terror no se ha andado con florituras, y nos traen de vuelta su punk-rock con regusto ochentero de letras ácidas, en un elepé de 13 temas grabados en directo y del tirón.

Tonybee Idea” arranca con rapidez y energía para que apreciemos los elementos clave de todo el álbum: letras con un deje apocalíptico (acompañado por la estética de cómic antiguo del álbum, a cargo del dibujante Adrián Bago), sonido simple y eficaz que refresca tonos ya olvidados… Es una canción que entra fácil y empieza a meternos la idea de querer saber cómo suena lo que viene después, y la recompensa es “Sonríes alegre”, un tema con ese toque decadente, oscuro y ligeramente cínico que les caracteriza. Incluso se permite el lujo de un pequeño solo, que será habitual en el resto de canciones. Saltamos entonces a “Futuro terror”, que esta vez nos suena algo más popera, y cuyas letras hacen honor a su nombre (“sí que hay futuro, pero es aterrador”) sin perder su toque canalla y con un punto sentimental.

Ectoplasma” vuelve al estilo punk más tradicional para hablarnos acerca de un fantasma como si nos contase una historia de terror de campamento con una linterna debajo de la barbilla, y sin detenerse un instante salta a “Parálisis del sueño” para continuar con la recolección de sensaciones inquietantes y terroríficas. Con algo más de calma empieza “Salir de aquí”, un tema casi más propio de un grupo indie pero que, sin embargo, no desentona en la estética sonora del álbum. Además, tiene la ventaja de ser la clase de canción que uno podría corear en un concierto con ese “¿quién nos puede parar?”. Es uno de los puntos fuertes del disco, una de las canciones más asequibles para un oyente neófito.

Los levantinos no se han tomado a sí mismos más en serio de la cuenta, y eso, en este momento, juega mucho a su favor.

Entonces, “La sospecha”, el tema más corto del disco, rompe brevemente pero con energía para reincidir en la temática terrorífica, para después pasar a “Afilado”, que por una vez nos enseña una letra más críptica pero también orientada al tema ya citado. El punto interesante es el solo de guitarra que se marca al final. Nos encontramos ahora con “Sabes por qué”, donde una vez más se baja el ritmo, abriendo con calma con un bajo ominoso y un punteo reverberante, con una letra escasa de versos breves y, quizá, más sugerentes. Pero para quitarnos esa preocupación de encima tenemos “Sólo por dentro”, con su sonido irónico y sus letras ácidas, ya características de la banda. “Tres Forques” nos habla de las ‘vacaciones’ que el yo poético se toma en una finca valenciana encantada famosa por ser escenario de muertes en extrañas circunstancias, la primera de ellas la de la vedette Gracia Imperio (a la que se alude directamente). Sin embargo, después de este chascarrillo de minuto y medio aparece “Burguesía Records”, el tema más largo y serio de todo el compacto, cargado de abierta crítica social contra la clase acomodada (“sólo son lo que hay detrás del poder”), y marcado por un imponente solo de guitarra. Por último, y para cerrar, tenemos “Es así”, con unos versos que parecen sacados de una canción de Siniestro Total (la frase “sí, sí, es así” se repite en bastantes ocasiones) pero que sabe dejarnos con un buen sabor de boca.

En resumidas cuentas: ¿qué tienen Futuro Terror que contarnos con este disco? Pues bastantes cosas, la verdad. Que son capaces de introducir nuevas fórmulas y géneros distintos a una identidad sonora marcadísima, que son un grupo con futuro, y que este segundo álbum de estudio cumple bien su cometido y juega sus cartas a la perfección. Los levantinos no se han tomado a sí mismos más en serio de la cuenta, y eso, en este momento, juega mucho a su favor.

Futuro Terror – Su nombre real es otro

8.0

ES_Listen_on_Apple_Music_Badge_061115Get_it_on_iTunes_Badge_ES_0209

Futuro Terror se han sacado de la manga una secuela de su muy digno primer álbum que pule un poco la fórmula y, con algo de suerte, les servirá de trampolín para sus futuras innovaciones. Su sonido es ahora más fresco y valiente, y este disco resulta ser mucho más recomendable de lo que podría parecer.

Up

  • Su punk con reminiscencias españolas y foráneas de los 70 y 80 ha sabido encajar manierismos del pop e incluso el indie que les sientan muy bien a ciertos temas.
  • “Futuro Terror”, “Salir de aquí” y “Burguesía Records”, las canciones más largas, son los pilares fundamentales de este nuevo trabajo y su mejor muestra de aprendizaje.

Down

  • Su rollo ácido-cómico-terrorífico puede no gustar a todo el mundo.
  • Las canciones pueden hacerse repetitivas para cierto público, aunque lo compensan con su brevedad y fluidez entre temas para no perder la atención
  • No inventa nada, pero ¿a quién le importa?