Hay veces en las que la envoltura exterior de un cantante hipnotiza al público incluso antes de que el protagonista de la noche comience su show. Esto es lo que debió pensar Wesley Fuller, que con sus rizos al más puro estilo Bob Dylan, sus gafas de sol de todo a cien y su ropa vintage ha llamado la atención de más de uno en el continente australiano. Así que sí, el aspecto es importante en el mundo de la música, pero aunque finjas parecerte a una estrella de rock, en palabras de Fuller, no se puede fingir escribir buenas canciones, y el australiano las tiene. Se aprecia con el simple hecho de que en su EP debut ha logrado aunar en tan sólo cinco canciones estilos y aspectos propios de su Perth natal y la costa oeste australiana, en especial en su ligero toque surf-rock, y de Melbourne, ciudad que se refleja en varias de sus letras.

La andadura de este joven comenzó, como la de la mayoría de solistas, en un grupo. Su mudanza a Melbourne en 2013 le marcó y fue aquí cuando decidió poner en práctica esa habilidad que tan pocas personas tienen, que no es otra que expresar la propia vida de uno mismo añadiéndole música, ritmo y armonía. Y es que Wesley es uno de esos que adoran la soledad de una habitación y se crece entre cuatro paredes escribiendo letras, experimentando con diferentes sonidos y grabando pistas con diferentes instrumentos. Un músico de verdad.

Con un estilo bastante marcado que coquetea con el lo-fi y se adentra de lleno en la psicodelia pop Wesley Fuller logró sacar hace apenas unos meses “Melvista”, un EP que se ha fraguado tras la publicación de la canción homónima y el descubrimiento en Soundcloud de esta por parte de 1965 Records. El álbum se ha grabado exclusivamente por él, ya que ha sido el encargado de tocar todos los instrumentos del EP. En los más de diecisiete minutos de trabajo presentados, sus influencias sesenteras y setenteras siempre están muy presentes y se puede vislumbrar cómo míticos del rock ‘n’ roll (The Hollies, The Mamas & The Papas o Slade) han puesto su granito de arena para que este estupendo debut salga a la luz.

En una interesante entrevista para El Quinto Beatle, el australiano se ha atrevido a destripar y explicar el EP para los lectores españoles, a hablar sobre sus inicios o a mostrar sus preferencias en la escena australiana.

¿Has estado en alguna banda antes de tu proyecto en solitario? ¿Cuándo has empezado tu carrera como solista?

Estuve en una banda de Perth llamada Hurricane Fighter Plane antes de trasladarme a Melbourne en 2013. Allí, después de un tiempo tocando diferentes instrumentos (batería, guitarra y teclado) en varios grupos locales me di cuenta de que la mejor opción era embarcarme en un proyecto realizado por mí mismo. A comienzos del 2015 decidí grabar mi primer trabajo, y para mediados de ese año ya tenía lista mi banda para el directo.

¿Dirías que «Melvista» es la canción que cambió todo para ti? ¿Cómo conseguiste firmar con la discográfica 1965 Records?

Sí, fue la canción que en un primer momento captó la atención de James Endeacott de la discográfica 1965 Records. Él me descubrió a través de la plataforma Soundcloud y desde el principio se mostró muy interesado en que firmase con su discográfica. En tan sólo unos pocos meses tenía ya un manager de Winterman & Goldstein y a finales de 2015 pude firmar con 1965 para el EP debut y otro álbum.

Gracias a las redes sociales y plataformas de streaming todos tenemos las mismas oportunidades para expresar y difundir nuestra música.

¿El único elemento que define a una estrella de rock es la música o crees que otros aspectos como el vestuario, estilo o actitud son tan importantes como los álbumes?

La música en sí es todo lo que me importa ahora mismo y mi prioridad. Pero bueno, está claro que otros me inspiran en temas relacionados con la moda, el estilo y la actitud. También te digo que una de las cosas positivas que tiene ser un artista en 2016 es que puedes tener éxito focalizándote sólo en la música, sin recurrir a otro tipo de cosas. Gracias a las redes sociales y plataformas de streaming todos tenemos las mismas oportunidades para expresar y difundir nuestra música y crear una versión de nosotros mismos. Los artistas no pueden fingir que han escrito una buena canción cuando no lo han hecho.

¿Cómo explicarías a tus fans españoles qué quieres expresar en tu EP debut «Melvista»?

Les diría que sólo escribo canciones sobre mis propias experiencias personales, que hablan de los problemas que tiene una persona que se acaba de mudar a otra ciudad y vive en una casa sobrevalorada, sucia y vieja de los suburbios de Melbourne. Pero deshojando las canciones una a una, podría decir que “Change Your Mind” habla de ese momento en el que escribes un mensaje de madrugada a tu ex cuando llevas encima alguna copa de más, “Melvista” habla de las típicas fiestas adolescentes elegantes de los niños de colegio privado y “Runaway Renee” cuenta el enamoramiento de un chico con la nueva amante de su compañero de piso. Pero básicamente son canciones que hablan de la lujuria en la gran ciudad.

Observamos que hay bastante influencia sesentera y setentera en tus canciones. ¿Quiénes son tus principales influencias?

Sí, solía escuchar mucho pop psicodélico en la época de grabación del EP y se nota. Siempre me han encantado los grupos con un sonido armonioso como The Hollies o The Mamas & The Papas. También el glam ha supuesto una fuerte influencia sobre mí, en especial artistas como Sweet, Slade o The Glitter Band. Otros de los que no me puedo olvidar son Weezer, que aunque no los escucho mucho ahora consiguieron con sus cuatro primeros álbumes influenciar en mi forma de componer cuando era adolescente. Por último me gustaría citar a Emitt Rhodes, uno de los grandes y alguien que todo el mundo debería conocer.

entrevista-wesley-fuller-octubre-2016-2

¿Quién fue el productor de este disco? ¿Es autoproducido?

Se podría decir que yo he sido el único que ha fabricado este álbum grabando todos los instrumentos en mi habitación durante un gran periodo de tiempo. La batería y los instrumentos más fuertes eran difíciles de grabar ya que me tiraba días en las salas de ensayo de Melbourne. Si te soy sincero, no tenía ningún sonido particular para este EP en mente, mi objetivo era lograr el mejor sonido posible con los instrumentos y medios tan limitados que tenía. La verdad es que nunca he estudiado nada que tenga que ver con la producción ni con el sonido pero he estado haciendo grabaciones caseras desde los 13 años, cuando me compré un casete de cuatro pistas, así que desde entonces siempre me ha gustado llevar el control en este tema y experimentar.

¿Cómo ves la escena rockera australiana?

Hay muchas bandas buenísimas que se están haciendo cada vez con un mayor número de fans como podrían ser Tired Lion, Hideous Sun Demon o The High Learys. Esperemos que tengan una gran oportunidad en el extranjero.

Sólo escribo canciones sobre mis propias experiencias personales.

¿Qué crees que gusta más a un artista, el proceso de grabación de un álbum o la consecuente gira que incluye conciertos y festivales?

Yo disfruto los dos momentos. Me encanta salir de gira, explorar nuevos lugares o conocer gente. Pero siempre he encontrado el proceso de grabación, y en concreto el proceso de grabación casero, muy interesante y siento que en este ambiente es cuando realmente puedo expresar lo que realmente soy.

¿Has realizado tours por el extranjero? ¿Podremos verte pronto en España?

Estoy todavía esperando para embarcarme en mi propio tour, así que aún no he tenido la oportunidad de viajar al extranjero con la banda. Espero que eso ocurra el año que viene cuando mi LP haya salido a la luz. Y espero que esa gira me lleve a dar varios conciertos en España. Estuve una vez en Barcelona cuando tenía 19 años y me encantaría volver a esa hermosa ciudad.